Discusión sobre el salario mínimo y el empleo que viene en 2017

El cierre de 2016 y el inicio de 2017 serán marcados por el gobierno federal como la conclusión de un logro en materia de generación de empleos. A Diciembre del 2016, el Presidente Peña festinará que se crearon 2.4 millones de empleos en los 4 años de gobierno que lleva. Es decir a razón de 600,000 empleos por año, que es un número razonable para el crecimiento promedio del 2% al año que hemos sostenido los últimos 22 años.

Este logro puede ser matizado bajo la vieja meta del Presidente Fox de lograr un millón de empleos al año. Esto sería alcanzable si creciéramos por lo menos al 3% anual en promedio, cosa que no parece que vaya a suceder en los próximos dos años que le restan a la presente administración, según los pronósticos del FMI o del Banco Mundial sobre la economía mexicana.

Ahora bien. De esos 2.4 millones de empleos hay un detalle que suele pasar inadvertido: 68% de los mismos son empleos de menos de $6,000 pesos al mes según el INEGI, y cerca del 20% hacia arriba está en un rango de $6,001 pesos a $15,000 pesos al mes. Es decir, el número de creación de empleo es grande y es histórico en número, no así en calidad de la remuneración; ésta sigue siendo muy baja en comparación con otros países del mundo.

El año pasado se generó por el Gobierno de la Ciudad de México y luego por el Partido Acción Nacional, la discusión sobre el Salario Mínimo (SM) para que resultara en un trabuco de leyes desreguladas sobre el mismo, como valor de indexación de diversos factores de la economía y un alza de $20 pesos conforme la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, para quedar en $73 pesos diarios o $2,190 pesos al mes. 70% de la población por lo menos gana dos SM al mes.

México es el país de Latinoamérica con el SM más bajo. En pesos corrientes, nuestra equivalencia con el SM de países como Uruguay que es de $400 pesos o de Chile que es de $325 o Costa Rica de $280 pesos al día; simplemente hace inviable y vergonzoso nuestro modelo de remuneración.  China fue competitivo por sus salarios bajos durante 20 años, pero eso ya se acabó. Tenemos que acabar con este modelo por el bien de todos en la economía mexicana del siglo XXI.

Julio Portales

Author: Julio Portales

Share This Post On