¿Dolor de cabeza, cuello, espalda o mandíbula?

Si eres de los que pasas varias horas frente a la computadora o usando el celular, teclado y mouse en posturas poco naturales pon atención.

Una de las causas más comunes de dolor y de consulta médica es el llamado Síndrome de Dolor Miofascial (SDM). Un trastorno no inflamatorio que se manifiesta por rigidez y dolor originado en músculos o en la estructura que les recubre llamada fascia muscular. Puede incluir dolor de cabeza (cefalea), en la espalda baja (lumbalgia) o en la articulación temporomandibular. Con frecuencia este síndrome es difícil de diagnosticar, ya que el dolor puede aparentar padecimientos parecidos como la fibromialgia.

¿Cómo prevenir el dolor?

• Cambia de posición, toma agua, sacude manos y piernas, realiza respiraciones profundas y si puedes, acuéstate boca arriba sobre un tapete para descansar tu columna. Si es preciso, pon alarmas que te recuerden hacer esto cada hora o dos.
• Aplica compresas calientes en la zona de dolor.
• Cuida tu postura y atiende déficits posturales antes de que el problema se agrave. Acude a fisioterapia o a yoga terapéutico, investiga sobre las clases del Método Feldenkrais y la Técnica Alexander.
• El estrés y la falta de descanso al dormir agravan los síntomas ¡cuidado con ellos!
• Aunque los relajantes musculares están indicados, si no eliminas la causa del problema (como realizar los descansos o cambiar tu postura) sólo disfrazarás el síntoma y empeorarás tu condición.

Recuerda, mientras más consciencia corporal adquieras, menos probabilidades hay de que desarrolles una enfermedad relacionada al trabajo.

Sandra Romo

Author: Sandra Romo

Share This Post On