Empodera a tus equipos y mejora los resultados

“Reunirse en equipo es el principio. Mantenerse en equipo es el progreso. Trabajar en equipo asegura el éxito”. Henry Ford

Acabas de entrar a tu nuevo empleo, y al llegar a la oficina no tienes computadora ni acceso a internet durante un mes. ¿Qué pasaría si tu jefe te pidiera estatus sobre los avances en este tiempo? ¿Te sentirías cómodo con esta situación?

Lo mismo sucede dentro de las organizaciones, pues esperan tener resultados extraordinarios, generar innovaciones e incrementar el Retorno de Inversión (ROI) de sus empleados a corto plazo, cuando en realidad no los están desarrollando para enfrentar un mercado competitivo.

Empresas a la vanguardia en el área de Capital Humano, interpretan el potencial como una “capacidad detectada no aprovechada”. Desde un punto de vista financiero, es un recurso desperdiciado. Para mantener alta competitividad y un ROI que resulte interesante a inversionistas, la empresa debe mantener su atención en la formación y desarrollo de sus empleados.

Elementos para mejorar los resultados en equipos de trabajo:

  1. Diagnóstico de Necesidades de Capacitación (DNC)

Para organizar la información que necesita en el DNC se deben realizar las preguntas:

  • ¿Qué competencias y conocimientos se necesitan para cumplir los objetivos de la organización?
  • ¿Existen posibilidades de formación para cerrar la brecha?
  • ¿Cuáles son las mellas y los objetivos de la organización?
  • Actualmente ¿qué capacidades tienen los empleados?

Detectar las deficiencias y expectativas de la dirección de la empresa también ayudará a lograr un DNC efectivo.

  1. Diseño, plan y cálculo de costo

El siguiente paso es encontrar la manera de obtener los resultados. Calcular el presupuesto basado en el del año anterior, agregando el monto de inflación es un primer paso.  A través del DNC se podrá realizar una valoración estimada del ROI de los planes esperados y una métrica de medición de la efectividad. Así pues, se deben establecer programas de formación organizacionales, departamentales e individuales a corto, mediano y largo plazo.

  1. Expectativa e implementación

La percepción de las posibilidades de éxito o fracaso de un proyecto en la mayoría de los casos se convierten en resultados. Antes de implementar un programa de formación se debe trazar un plan especificando los resultados esperados. Lo ideal es establecer las expectativas a tres meses de la implementación, de esta forma se podrán detectar incoherencias en la estrategia y tener el tiempo necesario para adaptarlo y mejorarlo.

  1. Evaluar y adaptar

La flexibilidad en la planeación de los ciclos de formación, permite incrementar o reducir los recursos necesarios para asegurar el ROI. Una vez aplicado el programa se debe comparar el antes y después de la implementación, asignando métricas eficientes que permitan identificar claramente las mejoras que se tuvieron en cada área.

Antes de invertir en soluciones de formación y desarrollo, analiza la situación, algunos problemas puede tener su origen en sistemas o políticas inadecuadas que un programa de formación o desarrollo no resolverá. Si un empleado está rindiendo menos de lo esperado, podría ser la persona errónea en el puesto. Si un equipo completo es quien rinde menos, el problema podría ser la persona que lidera el equipo.

Gustav Juul

Author: Gustav Juul

Share This Post On