La integración de los millennials, el desafío de la empresa del futuro

Los millennials, aquellos jóvenes nacidos aproximadamente entre 1981 y 1995, que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) representan una cuarta parte de la población mexicana, componen sin duda a la generación más preparada en el país al contar con acceso a información hasta hace unos años impensado, además de los mejores niveles educativos. Sin embargo, su ingreso a las organizaciones parece representar para muchos jefes de proyecto un reto al no saber cómo aprovechar los talentos de estos jóvenes.

¿Cómo gestionar el conocimiento y aprovechar el potencial millenial sin morir en el intento?

Para nadie es novedad saber que el esfuerzo individual de un colaborador nunca logrará alcances mayores al que potencialmente puede lograrse con el trabajo conjunto de varias personas, he ahí la importancia de saber crear dinámicas de interacción entre los miembros de una empresa con el fin de crear una sinergia que aproveche tanto los años de experiencia profesional de algunos, como el talento de aquellos nacidos en una época marcada por la tecnología y las expectativas.

El secreto del éxito está en crear el ambiente organizacional adecuado en la integración de ambas culturas con el fin de lograr un proyecto convergente, aprovechando los talentos y capacidades de cada uno de los miembros del equipo. En menos de 10 años la mitad de la fuerza laboral en las empresas estará compuesta por millennials, por lo que atender esta situación representa una oportunidad y también un reto para el mercado.

¿Cómo visualizar el desafío de la integración?

Empecemos por observar las características de tres elementos principales: la empresa, el jefe, y por supuesto, el mismo millennial.
Consideremos que las empresas deben ser las más preocupadas al respecto por lo que poseer valores sólidos y bien comunicados a todos los miembros de la organización resultará imprescindible así como mostrar una visión clara del negocio, la posibilidad de brindar un plan de carrera será fundamental al igual que ofrecer oportunidades de desarrollo de manera continua, los paquetes de compensación acordes a la función y a los resultados logrados y un clima laboral que permita el balance de vida serán indispensables también.

Respecto al jefe es muy importante que éste se transforme en un líder-coach que promueva el aprendizaje en sus colaboradores a través de la transferencia de experiencias y desarrollo de competencias, ofrezca retroalimentación directa y asertiva, tenga la capacidad de crear ambientes de confianza y de trabajo interdependiente que fomenten la creatividad e innovación, contemple la flexibilidad de horarios y la cultura de trabajo basado en resultados y que además, sea capaz de fomentar el desarrollo del potencial de cada colaborador en lugar de poner límites en los objetivos a lograr en el grupo.

Por otro lado, los millenials también tendrán trabajo por hacer puesto que si quieren triunfar en el mundo laboral deberán estar dispuestos a luchar por los objetivos de la empresa, aprender a trabajar de manera global, ser capaces de transferir aprendizaje de modelos, software y herramientas web que pueden ayudar a otros a hacer el trabajo más sencillo y eficaz; vivir de manera constante una actitud abierta al cambio y al aprendizaje y, por supuesto, desarrollar competencias en el manejo autónomo de gestión y productividad personal, liderazgo, creatividad e innovación.

Tip de Mario Cardeña
Desarrollemos estrategias de integración basadas en los intereses de las partes que integran la dinámica organizacional, es necesario comprender que ‘la mezcla’ de generaciones es inevitable, aprovechemos la oportunidad poderosa y vibrante de entrelazar la naturaleza de las necesidades de cada grupo y las aportaciones que cada uno puede proveer.

Mario Cardeña

Author: Mario Cardeña

Share This Post On