Los beneficios de ser incluyente

 

¿Cómo y para qué obtener el distintivo Gilberto Rincón Gallardo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social?

Gilberto Rincón Gallardo fue un político y activista que con coraje y tenacidad defendió los derechos de las personas con capacidades diferentes y de varios grupos en situación de vulnerabilidad. En su honor, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social otorga el distintivo de Empresa Incluyente “Gilberto Rincón Gallardo” a aquellas empresas que decidan incluir, como colaboradores, a grupos vulnerables en sus centros de trabajo.

Un distintivo con muchas ventajas

Un estudio llevado a cabo por la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA) demostró que los empresarios que integraban a personas con capacidades diferentes en sus plantillas consideraban que este tipo de trabajadores eran 87% más responsables que los demás empleados y tenían un nivel de eficiencia 63% mayor que el de sus compañeros; por otro lado, el 37.9% de los empresarios encuestados volvió a contratar a personas con capacidades diferentes debido a la grata experiencia de trabajar con ellos puesto que el ausentismo había disminuido en un 74%.

Por otro lado, contar con el mencionado reconocimiento representa una ventaja para cualquier empresa puesto que ser acreedor del distintivo genera una empatía con los sectores de la sociedad que buscan una empresa con valores como el respeto, tolerancia e inclusión. De igual manera, el distintivo se entrega en una ceremonia pública con la presencia de los medios de comunicación con lo que la empresa obtiene presencia en diversos espacios.

¿Cómo obtenerlo?

  • Cumplir con la cantidad mínima de personas en situación de vulnerabilidad contratadas, para más información consultar stps.gob.mx.
  • Contar con prácticas de inclusión laboral implementadas en el centro de trabajo y que beneficien a las personas en situación de vulnerabilidad.
  • Autorizar la(s) visita(s) de verificación del Comité Técnico Evaluador; así como, la publicación de sus buenas prácticas de inclusión laboral.
  • No contar con quejas presentadas por sus trabajadores/as, sobre discriminación, violencia laboral, hostigamiento o violación a derechos humanos.
  • Tener documentada la Política de Buenas Prácticas de Inclusión Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; así como, evidencias de su aplicación.

 

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On