¿Para qué sirven las referencias laborales?

La revisión de referencias laborales es una fase del proceso de selección que se realiza después de la entrevista laboral; una vez que lograste interesarle al reclutador y a tu posible jefe, las solicitarán para confirmar que la información que has brindado sea cierta. ¡Úsalas como herramienta de venta a tu favor!

Cinco aspectos que debes saber:

  • Asegúrate de contar con número telefónico de casa, celular y correo electrónico actualizados de cada contacto (para el caso de las referencias laborales debes contar con teléfono y correo laborales, así como con el puesto y empresa para la cual trabaja), tipo de relación que tienes con él (amigo, socio, excompañero, etc.) y número de años de conocerlo.
  • Respecto a tus referencias laborales, considera que puedes mencionar tanto a exjefes y antiguos compañeros de trabajo como a proveedores, clientes y/o personal que hayas tenido a tu cargo. Recuerda que puedes pensar en alguien incluso, de mayor nivel jerárquico que el de tu jefe directo. Si quieres ir más allá, solicítales una carta de recomendación personalizada y firmada donde hablen sobre tus cualidades; evita redactarla tú mismo ya que los reclutadores pueden detectarlo y restarte puntos en el proceso.
  • Antes de dar cualquier dato habla con tus contactos y pregúntales si es que puedes compartir su información, así ellos sabrán que es posible que una persona les hablará para solicitar información tuya.
  • Solicita en cualquier momento, en el área de Recursos Humanos de las empresas en donde hayas trabajado tu carta de recomendación. Este tipo de documentos sirven al reclutador para saber los datos de contacto de la empresa; así, el reclutador podrá preguntar el motivo de tu salida en esa empresa y si te contrataría de nuevo.
  • Lleva a la entrevista la información de tus referencias en una hoja impresa (no a mano). Evita hablarle en el momento de la entrevista a tu contacto para pedirle datos o preguntarle si es que puedes ponerlo como referencia, te dará una mala imagen como candidato.

¡Recuerda considerar en tus referencias sólo a quien estés completamente seguro que va a hablar bien de ti. Elige dentro de tu red de contactos, tres referencias personales y otras tres laborales!

Atenea Polito

Author: Atenea Polito

Share This Post On