Posiciónate a través de las redes sociales

¿Crees que las direcciones generales de las 100 empresas más grandes de México se ocupan por personas que por “casualidad” llegaron hasta ahí? Te puedo asegurar que todas esas personas tenían una idea clara de lo que querían lograr y, gracias a ello, se han sabido rodear de otras que las apoyaron.

Por esa razón, cuando buscas construir una carrera activamente, es importante integrar dentro de tu planificación profesional, la interacción constante con personas que puedan apoyarte laboralmente, encuéntralas en redes sociales y hazlo antes de tener la necesidad de buscar empleo.

 

¿Por qué invertir tiempo en las redes sociales?

Importantes head hunters como Korn Ferry, Heidrick & Struggles, Egon Zehnder y naturalmente en Trinity Solutions, no usamos redes sociales para hacer búsquedas de candidatos, sin embargo, hagamos la aclaración: somos la minoría. Hoy en día, empresas y agencias de reclutamiento y selección usan, prácticamente de forma exclusiva, las bases de datos y publicaciones en portales de empleo como fuente de candidatos por un tema de abaratamiento de costos. Si tu perfil no se encuentra en redes sociales, simplemente no existes y aunque las posiciones suelen ser de medio o bajo nivel en estos sitios, siempre pueden existir ahí puestos que puedan interesarte.

Según nuestros estudios, un 15% de las posiciones se cubren por publicación en medios impresos y volanteo, un 75% se cubre por publicaciones y búsquedas en bases de datos y menos de un 10% se cubre por referencias y headhunting.

Posicionamiento por redes sociales

Si no cuentas con presencia en redes sociales, automáticamente estarás en desventaja en un mercado en el que los buenos empleos están muy competidos. En cambio, si cuentas con una sana actividad en ellas te asegurarás de recibir ofertas que te pudieran llegar a interesar de forma periódica.

Ten tus datos actualizados y mantén tu información laboral y logros al día en las cuatro o cinco redes sociales más concurridas; así te asegurarás de que las empresas pueden localizarte, estarás informado en todo momento de los movimientos del sector al que perteneces y además, te será más fácil postularte a las ofertas que sean de tu interés.

Postúlate directamente

Las empresas están cada vez más abiertas a recibir postulaciones proactivas a través de sus perfiles en redes sociales. Actualmente existen ya muchas empresas que prefieren recibir un mensaje por LinkedIn o hasta Facebook que un correo electrónico con tu CV,  ya que en ocasiones tu “perfil digital” dirá más de lo que tú mismo puedas decir.

¿Cómo empezar?

Si hasta ahora, sólo has usado las redes sociales para estar conectado con tus amigos y familia no te preocupes. Para empezar, no intentes hacerlo todo de una vez, es mejor hacerlo poco a poco pero bien. LinkedIn es un buen sitio para empezar. Para la gran mayoría este sitio es la red social laboral de referencia global; claro, a menos de que hablemos acerca de los millennials, aquellos jóvenes que han crecido con el cambio de milenio y que están entrando a los lugares de trabajo. ¡Ellos se rigen por otras reglas!

Crear tu perfil en esta red profesional te permitirá comenzar a generar redes de contactos relacionadas con tu experiencia laboral, o en todo caso, con personas que se dedican a una profesión similar a la tuya. Esto permitirá acercarte de una forma más fácil a potenciales fuentes de trabajo y conectar con personas que te pueden ayudar en el hábito profesional, mostrar tus logros y postularte de forma efectiva con las grandes empresas.

Prioriza tu inversión de tiempo

Una vez creado tu perfil en LinkedIn, analiza dónde es mejor invertir tu tiempo. Ciertas actividades como hacer comentarios, invitar a personas a ser parte de su red y en general mantenerse activo es necesario para que tu perfil se vaya conociendo. No te asustes, mantener tu cuenta no debería llevarte más de unos pocos minutos a la semana.  Otras redes recomendadas son Facebook, Google+, Twitter y BeKnown, aunque hay muchas más.

No tienes que estar en todos los sitios sólo por el hecho de que existen. Elige donde quieres tener presencia y concéntrate en aquellos con los que te identificas. Recuerda, el retorno de inversión que obtengas será directamente proporcional al tiempo que inviertas en estas redes sociales.

Mantente disponible

Dado que las comunicaciones son instantáneas y que en realidad no conocen excusas para no contestar o hacerlo demasiado tarde, es importante que respondas los mensajes a tiempo, lo que significa un espacio de 24 horas. Si necesitas tiempo para analizar lo que se te pide o para pensar lo que te proponen es correcto enviar un mensaje de vuelta en el que se mencione que has recibido el mensaje y que contestarás en un plazo determinado. No contestar simplemente es inaceptable.

Para asegurarte de que recibes las notificaciones de manera inmediata, configura tus opciones para que las actividades lleguen por mensaje o a tu correo electrónico, trata de responderlos diariamente. Piensa que no hace falta que te conectes a la computadora, con cualquier teléfono o tablet puedes recibir y enviar mensajes. ¡Ya no hay excusas para desaparecer!

Gustav Juul

Author: Gustav Juul

Share This Post On