Potenciar el desarrollo integral del colaborador

Por Jennifer Amozorrutia

Great Place to Work® México

Visto de manera general un empleo es el trabajo realizado en cumplimiento a un contrato por el que se recibe un salario o remuneración. Sin embargo, porqué no pensar en él como una labor que ofrezca satisfacción personal, talento y productividad con espíritu de pensar que “el trabajo no es un commodity sino un regalo (Gift)” -Robert Levering (fundador de Great Place to Work®.

Cultura organizacional que enriquece

La diferencia entre la concepción simple de un empleo y el participar de una cultura Giftwork® radica en la forma en que laboramos, nos relacionamos y desenvolvemos en nuestros lugares de trabajo, los motivadores e impulsores que encontramos y creamos para nuestros equipos de trabajo y cuando las organizaciones viven una cultura Giftwork® resulta natural encontrar el genuino interés en desarrollar tanto la cultura como a sus colaboradores de manera integral.

Así, el desarrollo de las personas es una estrategia de atracción de talento y un elemento clave en la creación de excelentes lugares de trabajo, pues desde el momento del reclutamiento podemos encontrar procesos y prácticas que se aseguran de captar al talento adecuado para la labor y cultura de la organización que van desde cuestionarios y pruebas relacionadas con valores y principios personales, hasta la realización de entrevistas grupales directas con el equipo de trabajo, para evaluar la compatibilidad cultural del candidato y el potencial del mismo para alinearse con los objetivos de la organización de forma más natural y así lograr su pronto desarrollo y adhesión a la cultura.

¿Cómo lograr el desarrollo integral?

Algunas de Las Mejores Empresas para Trabajar® invierten en programas de desarrollo de futuros ejecutivos. Diseñado para trainees con potencial y afinidad con la cultura, tras años de entrenamiento se desenvolverán con soltura ya como líderes de la organización, brindarán resultados positivos, serán capaces de permear la cultura y fomentarán la réplica de programas con nuevos candidatos, siendo ellos mismos la muestra del éxito de este esfuerzo organizacional.

Podemos mencionar también, la evaluación del desempeño, que es la revisión periódica y formal de los resultados de trabajo que se efectúa entre jefe y colaborador con el objetivo de fomentar que los jefes inmediatos mantengan comunicación sistemática con sus colaboradores en temas de cumplimiento de objetivos y metas de trabajo. Otra herramienta es el Plan Individual de Desarrollo que contiene los objetivos planteados para el colaborador (específicos, temporalmente ubicados y medibles) así como aquello que el colaborador realizará, las razones y tiempos de ejecución y las métricas que se le aplicarán para su evaluación de resultados, así como las competencias a desarrollar y los métodos para facilitar dicho avance. Otro recurso utilizado por las empresas, en términos de desarrollo profesional, es la capacitación en distintas habilidades que, además de promover el conocimiento teórico, práctico y técnico, fortalecen la transparencia y la confianza entre líderes y colaboradores.

Pero el desarrollo del colaborador no estaría completo, sin un interés por su desarrollo personal, es decir, en sus dimensiones sociales y humanas. Es así que en Las Mejores Empresas para Trabajar® incentivan a los colaboradores a sumarse a programas que aporten beneficios directos a su salud y bienestar físico, temas de fortalecimiento familiar, social, comunitario, etc., e incluso se les motiva y facilitan opciones para su desarrollo espiritual. Al respecto hemos encontrado modelos donde la persona es el eje y se considera “el fin último y no un medio”. Son organizaciones que ofrecen a los colaboradores beneficios que hagan su vida más sencilla, como horarios flexibles o escalonados y apoyo para continuar o complementar estudios o apoyar la economía con recursos o reconocimiento del buen desempeño de sus hijos.  Entre las prácticas más originales, por ejemplo, en el tema de salud, podemos compartir una que se destaca por ofrecer los recursos necesarios al colaborador para la realización de estudios médicos fuera del país si el padecimiento lo amerita y/o en caso de una enfermedad grave o desconocida que requiera una segunda opinión.

Tengamos claro que el enriquecimiento que una oportunidad laboral nos ofrece es también la posibilidad de obtener lo mejor de nosotros mismos, superando las expectativas puestas en nosotros y disfrutando el entorno. Prácticas como las anteriores fomentan la creación y réplica de ambientes de alta confianza cuyas relaciones entre líderes y colaboradores son abiertas con el justo ejercicio de evaluaciones y retroalimentaciones, eso sí enfocados en el alcance de los objetivos de la organización.

 

Mejores Empleos

Author: Mejores Empleos

Share This Post On