¿Sabes emplear el poder del NO?

Quizás has escuchado a alguien decir que “un NO a tiempo, evita problemas posteriores” y la verdad, es que tiene razón. Llega siempre, en algún momento de nuestra vida personal o profesional, en el que es necesario e importante decir NO a aceptar un proyecto, invitación a asistir a algún evento o modificación a un compromiso. ¿A quién no le ha sucedido sentirse agobiado por tantas tareas por cumplir, teniendo al final, que defraudar la confianza depositada en nosotros por parte de familiares, amigos, colegas de trabajo e incluso, de los mismos jefes?

¿Por qué está bien decir NO?

¡Simplemente porque de decir SI a todo, sería imposible cumplir con todos los compromisos asumidos! Hay personas que a las que se les dificulta negarse a adquirir mayores responsabilidades porque creen perder su autoestima, no querer demostrar que en realidad no saben sobre aquello que les preguntan o, simplemente, el orgullo les gana pues no quieren perder poder ante la situación.

Reflexiona sobre algún conflicto que hayas tenido en tu vida y que la solución al mismo no haya sido satisfactoria, debido a que terminaste diciendo SI en lugar de decir NO. ¿Estabas en la posibilidad de negarte en un principio a realizar lo que se te pedía? Si no podías cambiar las cosas en este aspecto ¿sería el momento de cambiar de sitio?

Cuántas personas conocemos que aceptan horas extras, cambio de planes y cargas excesiva de trabajo, sin posibilidad de poder cumplirlas realmente, teniendo sólo como resultado desacuerdos, malos entendidos y relaciones deterioradas.

Sin duda, un elemento importantísimo del conocimiento de uno mismo, es el de saber los límites y posibilidades de nosotros mismos. ¿Cómo empezar a entender y trabajar en los tuyos? A continuación, algunos puntos clave para detectar si eres alguien incapaz de decir que no:

  • ¿Tienes miedo de perder tu empleo por aceptar cierta situación en la que debías haber declarado un no?
  • ¿Temes ser rechazado por tu familia, grupo de amigos o trabajo si es que das un no como respuesta?
  • ¿Optas por dar a tu jefe o colega un si debido a que no sabes como argumentar tu negativa?
  • ¿Comprometes la confianza depositada en ti por hacer compromisos que no puedes cumplir?

Si contestas SI a alguna de estas preguntas, es importante que reflexiones sobre: de dónde viene esa incapacidad de decir NO y los costos que estás pagando por no saber negarte a tiempo con firmeza y habilidad.

TIP de Mario Cardeña

Recuerda que el decir un NO a tiempo a aquellas peticiones que te son imposibles, ayudará siempre a no crear falsas expectativas en las relaciones que construyes. Es cierto que la negación puede traer consigo tensión y dificultad en un primer momento, sin embargo, a largo plazo habrá sido la mejor opción a tomar puesto que te permitirá dedicarte de lleno a aquello en lo que podemos, sabemos y queremos hacer.

 

Mario Cardeña

Author: Mario Cardeña

Share This Post On