Inclusión, una puerta a la medida de todos

Entrevista a Rodrigo González Cabello, Director General del programa “éntrale”

Con apariencia jovial y mente sagaz, Rodrigo González, Director General del programa “éntrale”, es uno de los responsables de que la inclusión laboral en nuestro país esté dando pasos importantes en los últimos meses, al lograr estructurar un proyecto sólido donde 38 de las empresas más grandes de México se unieron en una iniciativa que abre espacios de trabajo para las personas con discapacidad (PCD).

“Esta iniciativa consiste en la suma de voluntades que conlleva a las empresas a estar dispuestas a trabajar en las modificaciones en su infraestructura y en sus políticas de contratación, para convertirse en organizaciones verdaderamente incluyentes. Cuando este compromiso se asume por empresas líderes en México y se establece como un reto corporativo, el tema recobra una fuerza mayor para la sociedad. Éste fue el principal gran avance.”

Quitándonos el velo….

“éntrale” nació en las reuniones de México Presente, aquellos eventos que periódicamente realiza el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y en los que se abordan diversos temas de importancia social y empresarial. Un día en particular, Alex Olhovich, VP de RRHH de Grupo Televisa, presentó el tema de inclusión laboral para PCD y comenzó a tocar conciencias desde un enfoque necesario para el progreso social.

Al hacernos la pregunta clave de cuáles son las condiciones para que una persona con discapacidad pudiera insertarse, beneficiarse de un empleo y relacionarse en un entorno de trabajo, con las mismas oportunidades que cualquier otra, quedó en manifiesto el profundo rezago en el que había que trabajar respecto a la igualdad de oportunidades.

El CMN adoptó el reto y se empezaron a perfilar las primeras acciones en donde empresas como: Cemex, Bimbo, Cinépolis, Lala, Banamex, Televisa y Aeroméxico levantaron la mano y se integraron como el primer comité alrededor del tema de inclusión laboral para PCD.

Había que ser claros en lo que implicaría impulsar la iniciativa, especialmente saber identificar qué faltaba por hacer y en dónde nuestra intervención se convertiría en un eje estratégico. Descubrimos a las asociaciones civiles que ya trabajan en este tópico (algunas con casi 30 años de experiencia) así que optamos por no duplicar esfuerzos ni tratar de “descubrir el hilo negro”; es decir, nos dedicamos a aprender de las mismas sobre temas como accesibilidad física y tecnológica, sensibilización, manuales de integración, políticas incluyentes y otros términos.

Entonces, se decidió nuestra razón de ser: que “éntrale” fungiría como un conducto entre las PCD que buscan empleo, para vincularlas con las empresas que están dispuestas a abrir espacios de trabajo, y sumar siempre la labor que las asociaciones brindan ya en materia de capacitación para el fomento a la inclusión laboral.  Nuestra misión significó echar a andar un sistema con acciones articuladas entre los diferentes actores.

Posibilidades de empleo sí, pero ¿dónde hallamos a las PCD?

Nuestros análisis documentales arrojaron datos alarmantes, por ejemplo, que en México hay poco más de ocho millones de PCD, pero solamente hay registradas alrededor de seis mil PCD en diversas bolsas de trabajo. Fue entonces cuando nos encontramos con uno de los grandes desafíos de la inclusión laboral, pues no tenía sentido abrir espacios de trabajo para PCD si no existían candidatos suficientes para cubrir las vacantes.

Para dar consistencia a toda esta labor, se conformó una plataforma digital www.entrale.org que sería la mejor manera de crear ese puente entre asociaciones, empresas y PCD; ahí está toda la información que las organizaciones requieren para entender los aspectos a abordar para dar paso a la incusión laboral y por supuesto, para publicar sus vacantes.

“éntrale” cuenta actualmente con más de 60 aliados (entre asociaciones, empresas, cámaras e instancias gubernamentales) en sus filas. Sin embargo, los planes de expansión involucran trabajar de froma articulada con los sectores gubernamental, educativo e industrial.

¡éntrale! Las puertas están abiertas…

Nuestro propósito es claro: que las asociaciones hagan el trabajo que saben hacer y que las empresas sepan a qué organización recurrir. A este brazo de “éntrale” la nombramos Red “FASIL” (Facilitadores de Servicios para la Inclusión Laboral) quienes ofrecen asesoría y consultoría empresarial para la inclusión laboral. Estamos trabajando con asociaciones especializadas en procesos de selección, en la modificación de espacios de trabajo para hacerlos más accesibles y en la capacitación; hay opciones para todos.

éntrale tiene como misión que cualquier organización comprenda que puede volverse incluyente, que no sólo abra las puertas a todo aquel talento que suma sus habilidades y competencias a una organización, sino que también nos propongamos la tarea de realizar paso a paso, pero con compromiso firme, aquellas modificaciones necesarias en nuestra organización para hacer que cualquier persona con o sin discapacidad pueda desempeñar sus labores sin barreras.

Tip de Rodrigo González:

Las capacidades de las PCD siempre sorprenden, es algo que reportan constantemente las empresas. Es fácil comprobarlo cuando se le da la entrada a la inclusión laboral y se trabaja bajo una cultura alrededor de las capacidades.

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On