Inteligencia emocional, cómo aplicarla en el trabajo

Actualmente existe más de una definición para la inteligencia emocional, pero la más común la describe como la capacidad de apreciar y expresar de manera justa las emociones propias y las de otros, para emplear la sensibilidad a fin de motivarse, planificar y experimentar la vida cabalmente.

Cada vez son más las personas que se aproximan a los amplios beneficios que otorga su práctica diaria. Tal como lo aclara Ivette de Jacobis, Consultora de Bienestar Emocional, la inteligencia emocional fluye de la esfera personal a la profesional.

Jacobis ha realizado asesorías a empresas que desean incrementar su rendimiento. La inteligencia emocional está incluida en su plan de acción y ha notado que los directores, gerentes o dueños de empresas logran el gran salto: pasan de ideas y nociones propias de una mentalidad limitativa, hacia la mentalidad expansiva. ¿Y esto qué significa?

Significa que queda atrás el estilo del liderazgo donde domina el látigo, que es posible el autocontrol en la manera de reaccionar, que ya no tienen cabida las verdades absolutas y, por el contrario, se incrementa la apertura hacia la escucha, el equipo es capaz de participar en actividades de negociación, hay flexibilidad para ahondar en los códigos de la cultura empresarial y todo llega a traducirse en un mejor manejo de los resultados buscados.

¿CÓMO FUNCIONA EN LAS EMPRESAS?

La esfera de la inteligencia emocional en las empresas comprende la implementación de nuevos hábitos, revisar sistemas de trabajo y diseñar patrones de pensamiento inteligentes y constructivos, que permitan la sincronía entre el desempeño extraordinario de las personas y la ejecución de las debidas estrategias.

Por lo tanto, involucra: el reconocimiento de sentimientos propios y de los demás, la expresión más correcta de las emociones y los pensamientos, dar cabida a equivocaciones y rectificaciones, ir en sentido contrario a la perfección, enfocarse en lo positivo aún en la adversidad, rodearse de personas alegres y con buenas vibraciones, saber pasar la página, preferir la proactividad a la reactividad, identificar tanto debilidades como fortalezas y confiar en los cambios.

BENEFICIOS

Preguntamos a Ivette de Jacobis más detalles sobre el impacto que tiene el manejo de la Inteligencia Emocional, en las empresas y también en su proyección. Sus respuestas constituyen una suerte de guía para los directores y directoras, que desean elevar sus metas a un siguiente nivel.

¿Cómo explicas al director de una empresa, en tres breves ideas, el impacto positivo y ventajas del manejo de la inteligencia emocional para el incremento de su productividad y ganancias?

* Las emociones influyen en nuestros comportamientos y reacciones, las personas que tienen inteligencia emocional manejan mejor sus emociones lo que les permite reducir el enojo y mantenerse enfocados en los objetivos a lograr durante negociaciones importantes.

* Un buen manejo emocional mejora la comunicación entre las personas del equipo para abrir libremente los problemas y enfocarse a solucionarlos.

* Los líderes con inteligencia emocional mantienen un ambiente laboral positivo y de colaboración que impacta positivamente en el desempeño de los colaboradores y por ende en la productividad de la empresa.

¿Es cierto que un director, colaborador o empleado es más eficiente y productivo si se maneja en los códigos propios de la inteligencia emocional?

100% cierto. Nos guste o no las empresas están llenas de sentimientos y emociones. Las personas con inteligencia emocional, no evaden lo que sienten, por el contrario, utilizan sus emociones para identificar sus áreas de mejora, o bien para identificar situaciones o relaciones que requieren atención pero manteniéndose objetivos en la situación y no pierden la concentración y el enfoque discutiendo, siendo rígido, inflexibles o saboteando a un colega solo porque se sienten enojados o frustrados.

inteligencia-emocional

¿Se ha incrementado la cantidad de directores de empresas que toman consciencia sobre la importancia y capacitación en los temas relacionados con la inteligencia emocional al trazar sus metas?

En mi experiencia es un tema que está empezando a resonar en las organizaciones, pero no lo suficiente como para que decidan invertir en mejorarlo.

Todavía no conozco ningún director general que haya invertido en un programa de desarrollo de inteligencia emocional o que me haya contratado con ese objetivo. Desean tener un cambio en la forma en que el equipo se comporta e interactúa y durante el tiempo que trabajo en la empresa yo incluyo el desarrollo de la inteligencia emocional, pero no porque ellos lo hayan pedido, sino porque al incluirlo se logran cambios.

 


¿Cómo es un líder constructivo?

  • Conoce su propio estilo de liderazgo. Crece personal y profesionalmente.
  • Utiliza técnicas y herramientas de organización personal y bienestar emocional.
  • Define un propósito integral junto con sus colaboradores para alinearse a la estrategia.
  • Se comunica asertivamente para integrar a las diversas áreas.
  • Empodera a sus equipos para que tomen decisiones asertivas.
  • Celebra sus logros.

 

¿Sabías que…?

El manejo de la Inteligencia Emocional ofrece la capacidad de tomar mejores decisiones, en períodos breves, de manera consciente, con la Evaluación correcta de los beneficios y los riesgos.

Patricia Perez

Author: Patricia Perez

Periodista con trece años de trayectoria, especializada en temas relacionados con la sociedad y el desarrollo. Actualmente se dedica a investigaciones de datos del sector empleo para la producción de contenido e infografías para la revista Mejores Empleos.

Share This Post On