La pérdida auditiva, una discapacidad ciega

Entrevista a Ricardo López, Presidente de Fundación AUDIOS I.A.P.

Ricardo López preside tres fundaciones: Venga y Oiga, A.C.; Audios, I. A. P. y Por México Comprometidos y con la Sociedad Civil, A.C.; con su gestión a lo largo de su trayectoria profesional ha apoyado la atención integral de personas con discapacidad auditiva de manera individual y corporativa. Mejores Empleos platicó con Ricardo para entender las necesidades de aquellos que se enfrenta a esta discapacidad.

Vivir y trabajar sin escuchar

La audición es el sentido que apoya a una persona a desarrollar sus habilidades comunicativas, sin embargo, su importancia no se tiene clara hasta que es muy tarde o ya se ha perdido con el paso del tiempo. El aumento de la discapacidad auditiva se eleva exponencialmente sobre todo en las nuevas generaciones, debido al abuso de volumen en audífonos de teléfonos celulares y computadoras, o porque tan sólo el uso de audífonos por largos periodos de tiempo, representa una causa clara para propiciar la pérdida de la audición.

Por las razones descritas, es común encontrar hoy en día en los centros de trabajo a empleados que padecen la falta de audición; particularmente este grupo de trabajadores tienden a ‘esconderla’ por pena o para evitar usar los aparatos que suelen ser motivo de burlas entre compañeros. Sin embargo, se debe crear conciencia temprana sobre el hecho de que la pérdida de audición progresiva se debe básicamente a la falta de prevención y cuidados, y que con un chequeo médico anual, podría detenerse a tiempo.

Las estadísticas refieren que tres de cada 10 personas suelen tener problemas auditivos, por lo que si los daños no se detectan a tiempo, son irreversibles.

Atención a corporativos: una importante medida para la prevención

Hoy en día, las empresas pueden contratar nuestros servicios que abarcan llevar unidades móviles con personal especializado directamente en su domicilio, con el objetivo de que a las organizaciones se les facilite tanto económica como operativamente, implementar programas de detección auditiva, y a la vez, ofrecer a sus empleados precios preferenciales tanto en los análisis como en la compra de aparatos auditivos. Entregamos al corporativo un archivo electrónico de soporte para indicar el estado de salud auditiva de los empleados consultados. El personal suele valorar mucho estos programas que inciden directamente en la mejora de su calidad de vida.

Tip de Ricardo López

La fórmula para perder audición es: Ruido + Tiempo = Pérdida Auditiva. Eviten el uso prolongado de audífonos con alto volumen y realicen un chequeo anual.

Gabriela Breña Huerta

Author: Gabriela Breña Huerta

Share This Post On