Luchando contra bichos ¿Cómo es el trabajo de controlador de plagas?

Entrevista a Salvador Figueroa, controlador de plagas

¿Imaginas tener que combatir ratas y cucarachas? O qué tal ver un edificio colapsar debido a las termitas. Lo anterior son tan sólo algunas de las experiencias que ha vivido Salvador Figueroa en sus más de 30 años de labor como controlador de plagas. Conoce un poco sobre su increíble profesión en la entrevista que otorgó a Mejores Empleos.

Conociendo a los insectos

Tenía 14 años cuando acudí a solicitar empleo como personal de limpieza. Debido a mi corta edad no querían darme el trabajo, pero insistí y me contrataron; cuál sería mi sorpresa al enterarme que el puesto era para controlar plagas. Desde entonces me he dedicado a esto.

Para matar insectos no se requiere gran ciencia, lo que se debe saber es qué tipo de bicho hay que eliminar y cuál es el químico o insecticida correcto para ello. Esto no es muy complicado, pero sí debe ser preciso. De hecho, una de las partes de importantes de nuestra labor es hacer la inspección en el lugar infestado, pues en ocasiones con el puro olor se puede determinar qué tan grave es el problema a enfrentar.

De frente al enemigo

Una vez realizada la inspección del lugar, se determina qué plaga hay, en qué magnitud está esparcida y cuál será el método a utilizar. Debido a lo anterior, cada caso es distinto y se atiende de manera personalizada. Una vez hecho el trabajo, es deber de los clientes mantener los cuidados necesarios para no volver a sufrir inconvenientes por alguna plaga.

Obviamente en mis primeros años de trabajo sentía repulsión y hasta miedo por los bichos y ratas, pero actualmente me parece algo común. No por ello dejo de sorprenderme ocasionalmente, por ejemplo: hace algunos años, la Delegación Venustiano Carranza nos contactó para llevar a cabo un servicio en el Mercado de la Merced contra ratas.

El servicio se realizó en 10 sesiones durante 20 días por las noches. Llegó un momento en que ya ni siquiera contábamos el número de ratas atrapadas, decidimos pesarlas para cuantificarlas. Si tomamos en cuenta que una rata en promedio pesa un kilo, pues habíamos sacado alrededor de 300 ratas de dicho mercado. Fue algo digno de verse.

Las cucarachas, hormigas y ratas, son las plagas más comunes en la Ciudad de México. Dichas plagas podrían evitarse únicamente con tener una limpieza adecuada.

Combatir la falta de preparación con experiencia

Como mencioné anteriormente, comencé en este negocio siendo muy joven y gran parte de mi preparación ha sido la experiencia, pues no existe una carrera técnica o similar que instruya sobre esta labor. He tomado cursos en la Asociación Nacional de Controladores de Plagas Urbanas y me he documentado con bibliografía diversa pero nada más.

Sé que algunas universidades dan cursos sobre control de plagas en sembradíos y cuestiones similares, pero no es amplia la información que proporcionan. Esta situación debería remediarse ya que es una profesión en la que hay que actualizarse día con día, pues a siempre surgen nuevos químicos y fumigantes que hacen de este trabajo una labor más limpia, menos dañina y más efectiva; pero si no hay gente capacitada esto puede ser contraproducente.

Tip de Salvador Figueroa:

No importa la profesión, siempre dedícale 10 o 15 minutos extras a tu labor. Para ser el mejor debes mostrar verdadero interés en lo que haces. Tarde o temprano tu trabajo se reducirá y tus resultados mejorarán.

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On