Mexicanas continúan en situación de vulnerabilidad laboral

Las mujeres mexicanas ingresan a trabajar de manera más tardía que los hombres; así lo reveló la “Encuesta de Trayectorias Laborales 2015”, presentada por Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y Julio Santaella, presidente de la Junta Directiva del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La encuesta realizada en siete mil viviendas mostró que las mexicanas ingresan al mercado laboral casi tres años después que sus pares masculinos, situación que las coloca en desventaja en el proceso de acumulación de ahorro para el AFORE. Además, sólo el 5% de las mujeres que dejan de laborar se ocupan en conseguir un empleo; mientras que únicamente el 9% de las mismas se interesan en continuar sus estudios. Lo anterior se suma al hecho de que el 17.2% de las féminas mexicanas nunca ha estado afiliada a la seguridad social.

El titular de la CONSAR aseguró que, a pesar de que los jóvenes contemporáneos cuentan con un nivel educativo superior al de sus padres, los hombres siguen sosteniendo un mayor rango de estudios académicos que las mujeres, situación que agrava el problema laboral de las mujeres en nuestro país; pues tardan más en integrarse al mercado laboral, cuentan con niveles académicos inferiores y una vez que salen de un empleo, no vuelven a laborar o tardan en reincorporarse a un centro de trabajo.

Lo anterior, declaró, se traduce en menores densidades de afiliación al seguro social por parte de las mexicanas y compromete su pensión para el retiro. Dentro de la encuesta, también se explicó que los mexicanos ingresan al mercado laboral a menor edad que las generaciones pasadas y que, a mayor grado de estudios, las percepciones salariales aumentan. De igual manera, se aseguró que el empleo formal es 38% mejor redituado que el informal.

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On