Parques Industriales: eslabones para la inversión

Entrevista a Pablo Charvel, Presidente de la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP)

Con 250 parques industriales afiliados, la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP) tiene la enorme responsabilidad de albergar a más de dos millones de empleos formales directos en 25 estados de la República. Pablo Charvel, presidente de la AMPIP, espera que dichas cifras aumenten: “cada nuevo afiliado representa crecimiento y generación de empleos; estar dentro de la AMPIP significa calidad y certeza en la atracción de inversion para la industria nacional y extranjera. Por ello trabajamos en que más y mejores industrias se establezcan en nuestros parques industriales”.

Talento a escala global

Uno de los aspectos más interesantes de trabajar con diversas industrias es notar las tendencias comerciales y oportunidades de negocio que tiene nuestro país. Una clara muestra de estas tendencias es la llegada de inversiones extranjeras que fomentan la apertura de nuevos mercados y más empleos. Como ejemplo, el 84% de los clientes de los parques industriales pertenecen a la industria manufacturera de exportación; esto refleja que hay toda una oportunidad de mercado en la manufactura en nuestro país.

En cuanto a Recursos Humanos (RH) también hemos visto beneficios. Lo que sucede es que muchas de las empresas extranjeras que vienen a producir a México traen talento de sus países de origen; aunque pudiera parecer algo poco favorable, la realidad es que dicho talento llega a nuestro país para capacitar y enriquecer los conocimientos de los trabajadores locales. Las inversiones extranjeras ayudan a desarrollar al talento local de cientos de sectores e industrias y ponerlo a escala global en los casos donde es necesario afinar competencias. Existe transferencia de tecnologías como en la industria automotriz, aerospacial, medica y electronica.

Vocación del talento por regiones

El talento de los mexicanos representa uno de los principales incentivos para los inversionistas. No es un tema de costos, es un tema de calidad; es la productividad y los resultados del sector industrial de nuestro país, la prueba de que el talento local puede competir en un mercado global. Todo ello está resultando en que la industria nacional está siendo identificada por su talento regional, lo que deriva en una especie de regionalización del talento.

Por ejemplo, en Jalisco y Ciudad Juárez se han agrupado muchas empresas de electrónica; Baja California y Querétaro concentran a la mayoría de empresas del sector aeroespacial. Mientras que las plantas automotrices se ubican en la Zona del Bajío, en estados como Puebla, Guanajuato y San Luis Potosí. Cada región está encontrando su vocación de acuerdo a la infraestructura, ubicación y capacidades técnicas.  De ahí que se vayan formando clústers que especializan al talento, concentran la demanda y se convierten en referencia para posibles inversionistas.

Certidumbre, la máxima oferta de México

Con todo lo ya expuesto, la mayoría de la población podría creer que el principal incentivo de la inversión extranjera es el costo de la mano de obra. Pero nada más lejos de la realidad; es la certidumbre el principal valor de México. Nuestro país es el punto de ancla para abrir mercados hacia Latinoamérica y/o Estados Unidos; cumplimos con los más altos estándares de calidad y productividad; contamos con tecnología de punta en procesos de manufactura y con un bono demográfico que tiene la capacidad de satisfacer las necesidades de la industria.

Aunado a ello, las empresas extranjeras quieren a un país donde no tengan que sufrir con problemas de tenencia de tierra, huelgas, condiciones inhumanas de trabajo y/o zonas geográficas poco estratégicas. La AMPIP se ha esforzado para que cada uno de nuestros afiliados sea sinónimo de calidad, eficiencia y vanguardia. Hemos demostrado que la industria nacional está a la altura de cualquier nación del mundo y esa es la visión de nuestro país que queremos transmitir al extranjero.

TIP de Pablo Charvel:

La iniciativa privada y el sector público deben aprovechar la mano de obra de nuestro país. Debemos trabajar para impulsar a México como una verdadera plataforma manufacturera que no se limite a la demanda proveniente de Estados Unidos; hay que abrirnos a nuevos horizontes, atraer nuevas industrias y preparar a nuestro talento para afrontar nuevos retos.

Patricia Perez

Author: Patricia Perez

Periodista con trece años de trayectoria, especializada en temas relacionados con la sociedad y el desarrollo. Actualmente se dedica a investigaciones de datos del sector empleo para la producción de contenido e infografías para la revista Mejores Empleos.

Share This Post On