Miguel “Piojo” Herrera nos cuenta lo que es trabajar con pasión

Miguel Piojo Herrera, quien se convirtió en el protagonista nacional e internacional del Mundial Brasil 2014. ¿Cómo es ser el Director Técnico de la Selección Mexicana de Futbol sin perder la pasión por el trabajo?

 

ME: ¿Cómo te sientes al saber que tu trabajo es reconocido lo mismo por el presidente de la República que por un niño que habita en la zona más lejana del país?

 

Miguel: Que cualquier persona te salude y te conozca, es algo muy reconfortante; que que los niños y los jóvenes se acerquen a tomarse fotos o se dirijan a mi como Miguel o Piojo, al igual que las señoras de la tercera edad que normalmente no están inmiscuidas en el tema del futbol. La verdad ¡me sorprende y me agrada muchísimo! Es todo un gusto y placer haber conseguido, a través de este trabajo, el acercamiento a toda esa gente. El presidente Peña Nieto estuvo muy contento con lo que demostramos en el mundial y con el trabajo que hicieron todos los muchachos. El cariño que nos brinda la gente es lo que nos mantiene en esta situación de reconocimiento mundial.

 

ME: En el mundo de los negocios mostrar tus sentimientos es considerado como un signo de debilidad; pero en tu caso, el manejo de las emociones ha motivado a todo tu equipo e incluso al país. ¿Qué sientes cuando se critica este rasgo tuyo?

 

Miguel: Mostrar tus emociones en lo que haces no es ningún signo de debilidad; al contrario, yo creo que estás dando a entender que amas profundamente tu trabajo y que sientes pasión por tu cargo. Yo no dejaré de tener esa actitud, ni tampoco cuando las cosas no salen como uno las piensa. Soy un tipo muy enérgico, grito y soy muy impulsivo.

 

ME: ¿Cómo manejas la presión de saber que los medios y personas en distintas personas alrededor del mundo están al pendiente de las decisiones que tomas? ¿Cuáles son tus técnicas para poder dominar la tensión?

 

Miguel: En el partido no estoy al pendiente de lo que hay alrededor, necesito concentrarme en que el equipo dé el resultado que se requiere, que es ganar. Uno tiene un compromiso muy importante puesto que el futbol se ha vuelto un deporte con base en resultados, el técnico vive de eso ¡no tiene otro momento! Ayer fuiste campeón y mañana se olvidan de lo que pasaste. Intento siempre tener equilibrio para que el equipo sea productivo y cuando en la rueda de la fortuna me toca estar hasta abajo, trato de acelerar un poquito para que vuelva a subir el engranaje.

 

ME: A todos nos ha pasado sentir mucha presión en el trabajo y a veces, enfrentar fracasos. ¿Cómo haces para sobreponerte?

 

Miguel: Yo creo que ese momento es de reflexión total. Debes pensar qué es lo que te faltó por hacer, realizar un auto análisis para saber por qué las decisiones que tomaste no fueron las idóneas para conseguir el resultado. Siempre tendrás que ser autocrítico y analizar detenidamente las cosas negativas y positivas. De las que más aprendes son de las negativas, por que te dejan la escuela de saber qué es lo que no tienes que volver a hacer, mejorarlas y enfocarte en ir de nuevo detrás del objetivo.

 

ME: ¿Cuál es el secreto para saber competir sanamente?

 

Miguel: La lealtad es lo principal. Si tú eres leal en la conducción de tu trabajo y en cómo manejas al equipo, siempre llegarás a tu objetivo. Cuando usas tácticas no válidas, lo más seguro es que el fracaso te acompañe; al final podrás ganar una batalla, pero terminarás perdiendo la guerra. Lo mejor es competir con lealtad, con lo mejor que puedas tener y explotar todo lo que tu equipo puede aportar.

 

ME: Muchos jóvenes quieren ser estrellas del futbol y piensan que el futuro está en él. Para vivir del deporte y poder ganar dinero ¿cuáles son los verdaderos retos que enfrenta un futbolista para llegar a ser reconocido en el medio?

 

Miguel: La edad para desempeñarse como futbolista es entre los 15 y los 20 años. Debe haber 113 millones de habitantes en México y dentro de ellos 25 millones son jóvenes quienes tendrán que pensar que en el futbol únicamente hay 400 puestos para ocupar, tienen una competencia muy elevada. ¡Esa es la realidad! No les digo que dejen de hacer deporte, pero tienen que ser conscientes y reconocer si tienen las cualidades para ser futbolistas, física y mentalmente. En el pasado el futbol y el box eran los deportes que practicaba la gente de escasos recursos o que solía carecer de estudios; hoy en día los jugadores ya cuentan incluso con títulos universitarios y aunque a veces dejen truncos sus estudios profesionales, esa formación les servirá para decidir mejor qué hacer con su futuro y con su dinero.     

 

El futbol te permite tener un promedio alto de ingresos a lo largo de 12 a 13 años, en los que puedes mantener un buen nivel de vida, pero dentro de ese periodo sólo cinco son de una remuneración verdaderamente alta; si te retiras aproximadamente cuando tienes 35 años y te quedan mínimo otros 35 para vivir, entonces ¿qué vas a hacer con todo ese tiempo si no tienes preparación? Hoy en día los equipos de primera división obligan a sus fuerzas básicas a estudiar, por que de 22 jóvenes registrados sólo dos o tres -exagerando- llegan a primera división.

Mejores Empleos

Author: Mejores Empleos

Share This Post On