Por una sana competencia laboral entre géneros

Entrevista a Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México

El género femenino ha luchado durante años por escalar en las jerarquías laborales a nivel mundial. Hoy en día se han visto avances en esta materia y, afortunadamente, cada vez más empresas tienen conciencia de las ventajas y oportunidades de implementar políticas de equidad de género en la organización de una empresa. ¿Cuál es la situación actual de las mexicanas en el campo laboral? Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México habló con Mejores Empleos al respecto.

Hombres y mujeres juntos… pero no revueltos

Hablando en términos de datos, podría decirse que la discriminación en México ya no es tan notoria. El mercado laboral mexicano está divido en 52% hombres y 48% mujeres, se puede ver que la mujer, debido a cuestiones personales, económicas y personales, ya no se quedan en casa. Ahora las féminas salen a buscar un sueldo competitivo, quieren emprender, desarrollarse profesionalmente o simplemente, ya no quieren depender de su marido. Las empresas han detectado esta situación y por ende se ‘han puesto las pilas’ al integrarlas a sus plantillas laborales y potenciar su crecimiento dentro de las organizaciones. Los talentos masculinos y femeninos son bastante redituables si se combinan bien.

Además, las mexicanas también están escalando en el ámbito académico, ya no se conforman con una educación de nivel medio. Carreras como las ingenierías en donde las mujeres ocupaban el 10% de los lugares, ahora ocupan alrededor del 40%.

La cima es una meta, no un sacrificio

Resulta triste saber que las cifras podrían ser mayores, y es que, perdemos a muchas mujeres debido a que buscan empleos de medio tiempo para poder cuidar a su familia. Esos trabajos no abundan, y claramente no reditúan igual que un trabajo de tiempo completo ni en lo monetario ni el desarrollo profesional. Las chicas deben dejar de lado el pensamiento y la etiqueta de que la casa y la familia son sus obligaciones; como mujeres, no está mal prepararnos más, ambicionar más. Lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos ¿Qué quiero lograr? Y ¿qué debo hacer para lograrlo? Sin pretextos, sin excusas, no hay pero ni justificación que valga. Se van sacrificar muchas cosas, pero solo así lograremos llegar a la meta. Se ha dicho que las mujeres podemos hacer muchas cosas a la vez, pues ¡éste es el momento de demostrarlo! Hay mujeres que estudian, trabajan y cuidan a su familia, debemos aprender de ellas. Lograr el equilibrio laboral, personal y familiar, te da salud mental, claridad y satisfacción.

El home office y las políticas flexibles

Puede parecer difícil, pero hay muchas opciones y facilidades. Actualmente más y más empresas están adoptando el home office como práctica laboral. Para ello se requiere que los trabajadores que laboran bajo esta práctica, sean responsables y disciplinados, pero en general, ha dado buenos resultados. También hay empresas que están instalando guarderías en sus lugares de trabajo o ajustando horarios para que las empleadas puedan dejar a sus hijos en guarderías públicas o privadas.

Entendamos que las empresas no van a adaptar dichas medidas sólo porque somos mujeres o porque lo pedimos. Todas las empresas efectúan cambios, en proporción a los resultados o compromisos de los empleados. Si actuamos con puntualidad, compromiso y eficiencia, entonces podremos exigir ciertos beneficios y hacer que cada vez más organizaciones adopten políticas flexibles.

Tip de Margarita Chico

No usemos la carta de discriminación para obtener beneficios, ya que, los resultados, habilidades y capacidades no tienen género. Un éxito o logro para la empresa no vale más si eres hombre o mujer; lo mismo sucede con los fracasos, valen lo mismo. Obviamente el machismo es un tema que sigue presente en la sociedad mexicana. A los hombres no les gusta ser desplazados de sus centros de trabajo y mucho menos por mujeres, pero la competencia laboral es sana y las mujeres debemos competir al tú por tú y no dar la batalla por perdida antes de comenzar.

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On