¿Sabes pensionarte bien?

¡Si cotizaste antes de 1997, tienes una gran oportunidad de obtener una mejor pensión!

Entrevista a Entrevista a Felipe Franco Navarrete, Director General de Grupo ABS

 

La cultura del ahorro debe ser un tema central en cualquier sociedad; la edad nos alcanzará a todos. La pregunta obligada es si llegado ese momento de madurez o incluso de vejez, tendremos el suficiente ahorro o un empleo bien remunerado para sostenernos económicamente. Mejores Empleos platicó con Felipe Franco Navarrete, Director General de Grupo ABS, sobre las opciones y oportunidades que tienen los trabajadores que cotizan su salario bajo el régimen fiscal de la Ley de 1973 del Seguro Social.

Toda jubilación debe ser planeada.

Históricamente en México ha existido un paternalismo gubernamental, que ha provocado la falta de cultura financiera y del ahorro, pues la mayor parte de las personas aún piensa que, cuando llegue el momento de planear el retiro de la vida laboral, el gobierno proveerá lo necesario para tener una pensión digna; lamentablemente esto no es así. Desde hace algunos años, existen incentivos que benefician a las empresas para que, junto con el seguro social, puedan proveer a los trabajadores de una pensión suficiente; no obstante, no se ha logrado que las pensiones sean realmente adecuadas para los gastos de vida cotidianos.

A partir de 1997, año en que surgen las afores, por ley, todos aquellos trabajadores que nacen después de esta fecha, se jubilarán con lo que ahorren, y de lo que logren acumular a lo largo de su vida, dependerá la pensión que obtengan.

¿Empezaste a trabajar antes de 1997? ¡Aquí está tu gran oportunidad!

Se calcula que actualmente en México existen más de 10 millones de personas activas antes de 1997, y más de cinco millones inactivos que cotizaron antes de 1997.  Estas personas, sin muchas veces saberlo, gozan de un privilegio que bien utilizado, pudiera llevarles a tener una pensión a la máxima capacidad que permite la ley.

Una alternativa que a todas luces te conviene:

Aquellos que alguna vez cotizaron antes de 1997 al IMSS y que no están formalmente laborando en una compalía o trabajan en un esquema de gobierno donde tienen otros beneficios (por ejemplo, ISSSTE); les recomiendo no dejar pasar el tiempo e incorporarse a un esquema de pensión llamado Modalidad 40. Se debe verificar bajo qué régimen se está inscrito, el tiempo de cotización y las aportaciones voluntarias a realizar.

Debo insistir en que aquellos que apliquen para esta modalidad, deben hacerlo cuanto antes, puesto que aquí lo más importante para optimizar la pensión es el promedio salarial de las últimas 250 semanas de cotización antes de jubilarse. Por ejemplo, si un obrero ganó toda su vida el salario mínimo, pero los últimos cinco años cotizó el salario máximo permitido por el IMSS, podría aumentar el monto de su pensión a una similar a la de un ejecutivo, por el simple hecho de que en las últimas 250 semanas tuvo el mismo nivel salarial.

El tema de ahorro puede sonar complicado, pero realmente las aportaciones no son estratosféricas, por ejemplo, la aportación mínima para conservar e incrementar las semanas de cotización y mantenerse vigente ante el seguro, es de sólo 200 pesos mensuales y la máxima de cinco mil pesos aproximadamente.

Lo que no hagas por ti…

Se tiene la idea general de que la burocracia, en cualquier trámite, es engorrosa, pero se puede llevar a cabo dicho proceso a través de profesionales en esta materia. Por ejemplo, en Grupo ABS, evaluamos las posibilidades que tiene el interesado, dependiendo de la edad y sus circunstancias. Una vez determinadas sus expectativas, se lleva a cabo, ya sea la incorporación a un régimen voluntario por un tiempo determinado, o bien, si tiene la alternativa, se le recomienda volver a emplearse para incorporarse después al mismo régimen de manera más agresiva en términos de salario, todo depende de la opción que cada persona quiera abordar.

 

Tip de Felipe Franco Navarrete

Lo que es determinante es tomar la responsabilidad de lo que será tu retiro y la única recomendación es que asumas el hábito de ahorrar, por mínimo que éste sea, sumará a lo que será tu capacidad de monto de jubilación.

Información: ffranco@grupoabs.com.mx

Alejandro Mendoza

Author: Alejandro Mendoza

Estudiante part-time y aprendiz de tiempo completo. Al ser editor web, mientras realizaba sus primeras experiencias periodísticas, adquirió ansiedad crónica y dependencia por las redes sociales. Amante de los libros, la ciudad y la música. Es asistente editorial de Mejores Empleos donde hace entrevistas -a veces prepara el café- y a la vez, aprende sobre México.

Share This Post On