Sismología, la reacción tras el temblor

A través de sus investigadores y analistas, México ha registrado la información necesaria para mejorar la capacidad de evaluar y prevenir el riesgo sísmico dentro de nuestras fronteras.

Entrevista a Víctor Hugo Espíndola, analista sismólogo

Desde hace más de 100 años, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) ha sido parte de la vida de nuestro país. A través de sus investigadores y analistas, México ha registrado la información necesaria para mejorar la capacidad de evaluar y prevenir el riesgo sísmico dentro de nuestras fronteras. Por esta razón, no es de extrañar que Víctor Hugo Espíndola, analista sismólogo, hablara con tanta emoción sobre su labor a Mejores Empleos.

Cuando la tierra tiembla, el sismólogo actúa

Diariamente se registran sismos, la labor del SSN consiste en obtener y dar información de la actividad sísmica de la República Mexicana. Para ello contamos con los datos de 110 estaciones sismológicas en todo el país que nos ayudan a recolectar dicha información. El SSN básicamente se conforma de tres áreas: mantenimiento y electrónica, sistemas y análisis.

En esta última, es donde se desenvuelve un servidor. La labor de un analista sismólogo consiste en detectar los tipos de onda que se registran en los sismógrafos. Una vez catalogado el tipo de onda, se interpretan los datos complementarios y se envía la información a la página del SSN para que la gente pueda consultar la información. En caso de que haya un sismo mayor a 4 grados en la escala de Richter, se envía la información de manera inmediata a la página, de lo contario se envía a la mañana siguiente ya que no hay riegos inmediatos que alertar.

Muchas veces se cree que los aparatos conocidos como sismómetros hacen todo el trabajo, cuando la verdad es que su función se limita sólo a arrojar datos precisos sobre los movimientos registrados, dicha información en ocasiones puede ser poco fiable, como el de la magnitud, es por ello que todos los analistas estamos al tanto de revisar con cautela la información.

Grandes resultados con pocos espacios

En México trabajamos con los datos de 110 estaciones sismológicas, parecen muchas pero en realidad no es así; por ejemplo: en Japón se cuenta con una estación sismológica cada diez kilómetros, así que poseen miles de estaciones distribuidas en todo el país porque entienden la importancia de conocer la actividad sísmica de cada región, de otra manera es casi imposible saber si una zona es o no propensa a tener movimientos telúricos graves y donde hay fallas geológicas que logren liberar energía debido a la energía contenida en las placas tectónicas.

¿Quieres ser sismólogo?

Geofísica, matemáticas y física, son las carreras más adecuadas para poder dedicarte al mundo de los movimientos telúricos.

De los datos a los hechos

A lo largo de mi trayectoria profesional he presenciado dos eventos que han marcado mi vida, la erupción del “Chichón” (Volcán Chichonal) y del terrible sismo de 1985; esos eventos me ayudaron a valorar más el trabajo que se hace en el SSN debido a que aquí  es donde se genera la información que debe brindarse a tiempo y de manera precisa.

Tip de Víctor Hugo: Estudiar esta carrera es apasionante, pero también implica mucha disciplina. Antes de optar por esta, o cualquier otra carrera, investiguen bien si es lo que quieren hacer durante toda su vida.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales