En portada: Roberto Campa

EDITORIAL

El actual sexenio registra un aumento récord en materia de empleo. En altas ante el IMSS, de noviembre de 2012 a septiembre de 2017, se registraron 3 millones 133 mil 980 personas, cifra superior a periodos iguales de las últimas tres administraciones. Lo que, sin duda, es un logro.

Estos resultados se deben a un conjunto de factores: la reforma laboral de 2012, los procesos de fiscalización del IMSS y las facilidades para la inscripción de trabajadores.

El Programa de Formalización del Empleo ha sido una estrategia que ha logrado convencer al sector patronal de apostar por la formalidad. El proceso de formalización, como señala Enrique Quintana, vicepresidente y director general editorial de El Financiero, es uno de los pilares del crecimiento del crédito al consumo.

“La seguridad en los ingresos que genera un empleo formal también ha sido uno de los factores del aumento de las ventas del comercio minorista”, escribió Quintana en su columna Coordenadas del 12 de julio de 2017. A pesar de las buenas noticias, aún falta mucho por hacer.

De acuerdo con los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el Inegi, correspondiente al cuarto trimestre de 2017, la población ocupada en la economía informal sumó 30.2 millones de personas.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) considera que la tasa de informalidad es muy alta en México si se compara con países de América Latina con PIB per cápita similar, como Brasil y Costa Rica. 

No obstante la pertinencia, esos temas, los más urgentes en materia laboral, aún no se hacen presentes en la agenda de los candidatos a la Presidencia de la República. Los hemos escuchado, a grandes rasgos, hablar de qué, pero no del cómo. 

Esas inquietudes motivaron el número que tienes en tus manos (o que lees en tu celular, tablet o computadora). De cara a las próximas elecciones, decidimos ocuparnos de las asignaturas pendientes (la agenda del empleo, como le llamamos), como lo son pensiones, informalidad y salarios. Y lo complementamos con un breve análisis de la presencia de esos temas en las propuestas que han lanzado los 4 principales candidatos (Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Margarita Zavala y Ricardo Anaya). Convocamos, a su vez, a las voces autorizadas a reflexionar sobre dichos temas. Y, en ese sentido, nos complace contar con la valiosa opinión de Roberto Campa Cifrián, el hombre al frente de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a quien le preguntamos sobre los retos y oportunidades en materia laboral que tendrá la próxima administración, si los empleos generados son de calidad y si lograrán la meta que se han trazado: cerrar el sexenio con 4 millones de empleos. La charla se puso interesante. ¡No se la pierdan! 

Cuestionemos, analicemos y votemos de forma razonada. Evaluemos las propuestas, con lupa, de todos los candidatos y actuemos en consecuencia. El futuro del país está en juego. 

 
Carlos Sandoval Gómez
Presidente Ejecutivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales