Artes gráficas: el reto es preservar empleos

Mejores Empleos, interesado en conocer más acerca de la industria de Artes Gráficasentrevistó al Presidente de la CANAGRAF, Sr. José Manuel Romero, para que nos contara sobre los planes y avances que se fraguan al interior de la misma.

Entrevista a José Manuel Romero Becerra, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Artes Gráficas.

A partir de 1539, fecha en que se instaló la primera imprenta en México, la industria de las artes gráficas ha documentado la historia, mediante impresos y publicaciones que nos han permitido tener información de las diferentes etapas de crecimiento de la vida científica, política, social y cultural de México. Mejores Empleos, interesado en conocer más acerca del tema entrevistó al Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Artes Gráficas (CANAGRAF), Sr. José Manuel Romero Becerra, para que nos contara sobre los planes y avances que se fraguan al interior de la CANAGRAF.

Adaptación, el mejor rumbo

La industria de las artes gráficas es una de las industrias que ha avanzado más rápido en la incorporación de la tecnología en cada uno de sus procesos. Hemos pasado del sistema de tipografía manual, que consistía en colocar letra por letra en cada bloque, después a la impresión mediante una prensa, hasta las actuales técnicas de offset.  Hoy en día estamos viviendo la era digital, en donde todo es más rápido y de mejor calidad. Mejoramos los tiempos de entrega y la calidad de los productos finales, con capacidad de imprimir en diferentes materiales, tamaños, colores, de acuerdo a las necesidades y características que se soliciten.

El talento humano también ha tenido que adaptarse a esta transformación. Antes se requerían personas especialistas en un oficio como rotulista o diseñador, que de manera manual hacían el diseño de cualquier formato, y ahora, con los programas de computadora, en 20 o 30 minutos se tiene el diseño de un volante o poster, y ahora se precisa de personal que domine estos programas.

Preservar empleos, una misión permanente

Como es de esperarse, hay algunos perfiles que están desapareciendo, pero hemos procurado trabajar para que no se pierdan empleos. Se están llevando a cabo esfuerzos para que las personas con mayor experiencia se certifiquen y capaciten en nuevas especialidades. Dichas certificaciones son una herramienta para validar la calidad de nuestro trabajo. Para obtenerlas, nos acercamos al Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER) y de ahí se integró el Comité de Gestión por Competencias en las Artes Gráficas. Esto ayuda a lograr mejores condiciones de empleo, pues cada vez se están facilitando más los procesos y se requiere de menos tiempo para concretarlos, lo que ayuda a generar mayor productividad.

También estamos conformando una o dos normas de aquí a finales de año; la idea es que este Comité sea permanente, que siga trabajando para generar nuevas normas adaptadas a los cambios tecnológicos, ya que a escala internacional las grandes industrias de Europa y Estados Unidos, tienen gente con una calidad y capacidad muy grande y con ellos tenemos que competir.

Certificaciones, un beneficio para todos

La inmensa mayoría de las personas que se integran en nuestra industria, aprenden trabajando; las capacitamos en nuestras empresas y se van haciendo profesionales, empiezan en áreas más sencillas,  hasta que llegan a ser impresores o contar con algún otro tipo de especialidad; entonces, esas personas que son muy buenas para imprimir, no tienen un reconocimiento, y mediante el CONOCER es posible proporcionarles la certificación, ya que no cuentan con un título y no tienen la posibilidad de obtenerlo. Ese es el beneficio para el trabajador. Lo favorable para el empresario es que si empieza a difundir que tiene empleados certificados, crea una certidumbre para sus clientes al ofrecerles mejores productos, servicio, calidad y precio, y eso genera mayor confianza en las ventas. El empresario puede, en reciprocidad, favorecer al mejorar los sueldos de los trabajadores.

Por una competencia justa

Afortunadamente, la calidad no es un problema para México pues tenemos empresas que por doce años han sido ganadoras del Premio Internacional al Mejor Impresor. Contamos con equipos de tecnología mundial y talento excepcional; sin embargo, hay muchas políticas que limitan la producción en el país, como son los acuerdos del TLC que tiene muchas excepciones para los aranceles y para los IVAS de las importaciones en publicaciones. Lo anterior ocasiona que sea muy barato importar pero caro exportar. Hemos estado trabajando muy de cerca con las autoridades para sensibilizarlos, que entiendan nuestra problemática, pero ha costado mucho porque son decisiones internacionales. No se trata de que nos favorezcan, se trata de jugar en las mismas condiciones, con las mismas reglas.

TIP de José Manuel Romero:

Las certificaciones son un fuerte apoyo al desarrollo de los trabajadores. Independientemente de la industria o sector, contar con este tipo de reconocimientos permite a una persona actualizarse, validar los conocimientos que posee y aumentar su empleabilidad en el mercado laboral. Es una inversión en corto plazo que trae beneficios inmediatos, y de larga duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales