Equidad, una meta posible

Lucía Legorreta, Presidenta del Consejo del Centro de Estudios y Formación Integral de la mujer, nos ayuda a identificar algunos de los factores que dictan la realidad laboral de las mexicanas

Entrevista a Lucía Legorreta, Presidenta del Consejo del Centro de Estudios y Formación Integral de la mujer (CEFIM)

Lucía Legorreta, Presidenta del Consejo del Centro de Estudios y Formación Integral de la mujer (CEFIM), es una mujer de frases concisas e ideas claras. Su trayectoria le ha dado la pauta para identificar algunos de los factores que dictan la realidad laboral de las mexicanas. Mejores Empleos tomó nota de las impresiones que Lucía tiene al respecto del liderazgo femenino.

Resultados, el mejor argumento femenino

A pesar de que el número de mujeres que trabajan es mayor al de hace 10 años, el número de mujeres que ocupan puestos estratégicos no ha sido proporcional. Aun así, los resultados pueden apreciarse: según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las mexicanas representan el 16% del sector empresarial y sólo el 31% de los puestos de alta dirección en México, lo que significa que aún hay mucho camino por recorrer.

 “Las mujeres deben lidiar con el hecho de que los mejores años para ser madre, coinciden con los mejores para  el trabajo;  por lo que aquellas que deciden formar una familia y ejercer su profesión al mismo tiempo, terminan generalmente por escoger entre una de las dos opciones”.

El trabajo del hombre cesa cuando el sol declina, el de la mujer nunca termina

A pesar de que hoy en día contamos con avances como el Home office, guarderías en los centros de trabajo y horarios diferidos, estos aún no han sido implementados de manera general. Las medidas mencionadas deben ser para hombres y mujeres por igual, ya que, la presencia materna y paterna durante la crianza son vitales para el pleno desarrollo del ser humano.

Tip de Lucía Legorreta:

En los países donde se han establecido medidas para lograr un equilibrio entre el horario familiar y laboral, se ha visto que no solo las mujeres, sino también los hombres buscan este balance, lo que en definitiva beneficia a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales