Maternidad fuente de discriminación

"Soy contadora y dejé de laborar por un año para cuidar a mi hijo, al intentar reincorporarme me encontré con..."

Por: Brenda Martínez Lunar

  • Cada año se pierden 240 mil millones de pesos por no incorporar a las mujeres al sistema laboral mexicano (Inmujeres)

La identidad de la entrevistada no será revelada por ética periodística y de seguridad.

“Soy contadora y dejé de laborar por un año para cuidar a mi hijo, al intentar reincorporarme me encontré con la limitante de la edad, me decían que no contratan a gente mayor a 35 años. Además, al comentarles que mi ausencia fue debido a mi decisión de dedicarme al cuidado de mi hijo, me veían como si hubiera tomado la peor decisión de mi vida”.

Fui a 20 entrevistas fallidas, de esas, en cinco, directamente me dijeron “Es complicado contratar a una mujer con hijos”, la entrevistada narra que en una ocasión por teléfono le preguntaron directamente su edad y si tenía hijos, tras saber la respuesta, la persona del otro lado de la línea dijo “No contratamos a mamás porque no tienen disponibilidad de tiempo” Y así fue como otra entrevista se quedó inconclusa por su maternidad.

Jacqueline L’Hoist Tapia, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), indicó que, de las denuncias que se recibieron en 2017, 28% fueron de discriminación por embarazo, 13.51% por condiciones de salud y 11% por género. Además subrayó que el 75% de estas conductas ocurren en el ámbito laboral.

En las estadísticas presentadas por Conapred, de 2011 a 2017, se indica que la CDMX se encuentra como la localidad que más denuncias tiene a causa de las razones anteriores, con mil 653, seguida del Estado de México con 328, Jalisco con 157, Nuevo León 90 y Veracruz 71.

La testigo razona sobre sus intentos de conseguir un empleo con el argumento “Con un hombre no hay problema si tiene hijos, porque ellos no se quedan al cuidado, pero como mujer sí, porque pides muchos permisos; cuando se enferman, cuando tienes que ir a la escuela y demás.”

Tapia, la titular del Copred expuso que en el imaginario social aún persiste la idea de que las mujeres embarazadas son un gasto para la empresa y el rendimiento no es el mismo.

Según la Organización Mundial del Trabajo (OIT) de las mujeres que regresan a trabajar después del embarazo, 55% lo hace con las mismas condiciones, 35% con jornadas laborales reducidas y el 7% deciden abandonar su empleo para dedicarse al cuidado de su familia.

Le entrevistada cuenta, a Mejores Empleos, que en ocasiones, para conseguir empleo, pasó por su mente negar a su hijo, pero, cuando se encontraba en el momento, no lo podía hacer, “pero de la desesperación sí lo pensé” afirma.

Cuando logró conseguir un trabajo, relata la contadora, se trataba de un despacho familiar con un sueldo muy bajo, trabajando días festivos y sin prestaciones, manejado por cuatro socios hombres y la esposa de uno de ellos era la que les pagaba.

“En ese despacho contrataban solo mujeres, de las siete que estábamos ahí cuatro éramos mamás y las otras tres estudiaban. Nos decían que las mujeres somos muy nobles y que no peleábamos por mejorar las condiciones, por eso no contrataban hombres”.

En México, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), 31.2% de las mujeres con al menos un hijo labora en el sector informal. ONU Mujeres indicó el año pasado que “la alta participación de estas mujeres en empleos informales y con bajos salarios se refleja en el nivel de acceso a prestaciones; se reconoce que la economía informal queda fuera del ámbito de aplicación de las leyes laborales, en consecuencia, las personas que se insertan en ella están expuestas a salarios bajos, a condiciones de inseguridad laboral y sin acceso a prestaciones sociales como las pensiones, la licencia por enfermedad o el seguro de salud, entre otras”.

De acuerdo con el último reporte de OCCMundial, en el 73% de las empresas no existen programas de apoyo para mujeres durante los primeros meses después de la incapacidad por maternidad.

Según la plataforma, solo el 27% de las empresas cuenta con programas para madres, como:

  • Incapacidad por maternidad (74%)
  • Permisos para asistir a actividades escolares o por enfermedad de los hijos (63%)
  • Flexibilidad de horarios (42%)
  • Salas de lactancia (16%)
  • Trabajo desde casa (16%)
  • Servicio de guardería (11%)
  • Trabajo de medio tiempo (11%)

Finalmente, la entrevistada para Mejores Empleos, argumentó que el salir de ese trabajo fue un proceso difícil, pero el trayecto de un lugar a otro era excesivo, además de que se le practicó una operación que le iba a impedir continuar con sus actividades diarias. “Apenas me salí en enero, actualmente trabajo en pequeñas cosas con algunas personas por mi cuenta, pero no es un ingreso seguro”.

En el reporte de OCCMundial también se indica que 62% de las madres trabajadoras lo hace de tiempo completo, 16% como freelance, 10% con un empleo de medio tiempo, 9% trabaja por proyecto y solo 2% son emprendedoras.

Al hablar de su integración al campo laboral, la contadora entrevistada mencionó “pasa que me siento muy temerosa de salir a buscar trabajo nuevamente y encontrarme con las mismas trabas”.

En la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (ENADIS) 2010 se informó que el 56% de las mujeres está de acuerdo con la idea de que en México no se respetan sus derechos, a lo que la entrevistada añadió, “no veo que haya cambiado mucho el panorama de las madres trabajadoras, siguen existiendo trabas, pero creo que sí cambiará, ahora se mencionan muchas más cosas que antes no se decían y cada vez somos más las que estamos aprendiendo” concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales