¿Qué busca un reclutador?

Según el informe Tendencias mundiales del empleo juvenil 2015 (GET), la tasa mundial de desempleo en ese segmento se estabilizó en 13%, tras un período de rápido crecimiento entre 2007 y 2010, pero sigue estando muy por encima del nivel previo a la crisis de 11,7%.

Según Dara Eldel, principal autora del informe, “alrededor de 43% de los jóvenes de la población activa del mundo no tiene empleo o son trabajadores que viven en la pobreza.”

Así, advierten sobre el riesgo de una generación de trabajadores jóvenes “marcada” por cuatro características: alto desempleo, creciente inactividad, inestabilidad laboral y un aumento de trabajadores pobres en el mundo desarrollado.

De ahí la necesidad de trabajar tu empleabilidad, crear aspectos diferenciadores, de manera que no sólo logres demostrar que encajas perfectamente con las necesidades de la empresa, sino convencer que eres un valor agregado para la empresa.

Pero, cuáles son aquellas habilidades transversales y fundamentales en todo perfil. A continuación el portal de empleoTrabajando.com, elaboró una lista con las más demandadas por los seleccionadores. Algunas de ellas son:

  1. Pensamiento crítico: el razonamiento y la lógica son fundamentales para identificar las debilidades y las fortalezas de cualquier propuesta.
  2. Resolución de problemas: a la hora de solucionar dilemas complejos, se aprecian las decisiones rápidas y útiles, que verdaderamente logren erradicar los inconvenientes.
  3. Toma de decisiones: evaluar los puntos a favor y en contra de potenciales acciones, prefiriendo aquellas que sean más apropiadas y beneficiosas, ayuda a la prosperidad y productividad de las empresas.
  4. Escucha activa: el trabajador debe darle toda su atención a lo que los demás dicen, tanto clientes como compañeros, tomándose el tiempo necesario para comprender lo que plantean y para formular las preguntas adecuadas.
  5. Trabajo en equipo: Un equipo de trabajo bien entrenado puede dar muy buenos resultados, principalmente estimula la creatividad, se generan mejores ideas, aumenta la cohesión y se toman decisiones más acertadas, entre otras. 
  6. Orientación al cliente: la premisa para mejorar la cadena de producción es que trabajar en función de la satisfacción del cliente.

Pero también existen habilidades duras requeridas en la mayoría de las vacantes:

  1. Computación: en la actualidad el manejo básico de computación es requerido en cualquier puesto de trabajo, ya que es la principal herramienta laboral.
  2. Matemáticas: conocimientos de aritmética, álgebra, cálculo, estadística y su aplicación suelen ser solicitados en empresas del rubro tecnológico que manejan grandes conjuntos de datos.
  3. Programación: conocer los lenguajes informáticos puede ayudar a la hora de configurar programas con variados propósitos, según las necesidades de la empresa.
  4. Ventas y marketing: aunque la compañía no se dedique a la venta de productos, siempre es útil que los empleados sepan cómo manejar la imagen empresarial y cómo posicionar en el mercado el servicio que le brindan a la comunidad.

Aunque no lo mencionamos, uno de los requisitos del perfil profesional que ha aumentado en el último tiempo, es el manejo de un segundo idioma, en la mayoría de los casos el inglés, llegando a convertirse cada vez más en un requisito excluyente.

El inglés es el idioma predominante en el mundo entero, es lengua materna de más de 300 millones de personas y como segunda, es aún más. Sin embargo, el idioma que debes estudiar va a depender de la actividad en la que desees desenvolverte.

“Los requisitos técnicos entre un candidato y otro son muy similares, lo que marca la diferencia, son las habilidades blandas que posea. Su relación con el entorno, su capacidad para expresarse, el autocontrol, entre otros, son hábitos internos que pueden hacer el cambio al momento de tener que sobrellevar tiempos de presión laboral”, señala Margarita Chico, directora general de Trabajando.com México.

“Poseer conocimientos técnicos, hoy no es garantía del éxito profesional. Sí lo es saber combinar esa inteligencia con la inteligencia emocional, habilidad blanda por excelencia”, agrega Chico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales