¿Conviene trabajar en Europa?

Hace poco, mientras oía la radio, escuché a una persona decir que a más del 80% de los jóvenes profesionistas mexicanos les encantaría trabajar en Europa. Analicemos antes los pros y contras:

  1. La visa de trabajo. Conseguir un permiso de trabajo y residencia en los países europeos no es fácil a menos de que se disponga de una oferta de trabajo sobre la mesa.
  2. En algunos países el dominio del inglés puede resultar suficiente aunque no es el caso de Alemania, Francia o Italia, tenlo muy en cuenta. ¿Pensando en España para librar este requisito? Recuerda que por el momento este país no es una opción sencilla por las altas tasas de desempleo que registra.
  3. Percepción de México y sus profesionistas. Hay que tener en cuenta que las puntuaciones del último estudio PISA, ponen en mal lugar al sistema educativo mexicano respecto al de países europeos por lo que el mexicano tendrá que partir con ese handicap. No obstante, cabe destacar que profesionales mexicanos con experiencia en sectores como petróleo y gas, automotriz y aeronáutico destacan por su alta especialización.
  4. Interés por el mercado mexicano. México es un mercado al que muchas empresas europeas quieren acceder por lo que puede haber cierta preferencia a disponer de personal mexicano para facilitar la entrada al país.
  5. El país. La brecha se va estrechando entre Europa del Oeste y Europa del este, países como Eslovenia, Polonia, República Checa han mejorado considerablemente su calidad de vida pero aún están lejos de países como Gran Bretaña, Alemania, Holanda, España y Francia donde se encuentran las principales multinacionales, muchas, como las españolas, con importante presencia en México (España es el segundo inversor directo en México por detrás de Estados Unidos).

¿Cómo recibir una oferta laboral?

Cursar estudios como maestrías o doctorados permite la cercanía con la potencial fuente de empleo así como el networking -relaciones con profesionales locales- que pueden facilitar la incorporación al mercado laboral. El problema radica en el alto precio de las matriculaciones en estos centros para cursar maestrías y posgrados ya que limitan el acceso para la gran mayoría de la población, la alternativa está en la solicitud de becas o préstamos bancarios.

Trabajar en empresas europeas implantadas en México o en empresas mexicanas multinacionales con presencia en Europa, puede facilitar el movimiento entre países. Se trata de algo que no es común pero que aumenta considerablemente la posibilidad de movilidad.

Evalúa tus opciones

Ahora bien, si crees que el tener una experiencia laboral en Europa facilitará el acceso a un puesto de mayor nivel salarial en México a tu regreso al país, ¡mucho cuidado! Preocúpate porque la experiencia laboral que obtengas en el extranjero esté en línea con tu plan de carrera, así tendrá una incidencia real en tu crecimiento profesional. Seamos realistas, de nada le servirá a un Ingeniero Civil haber administrado un hotel durante cuatro años en Francia.

Cabe señalar que los mexicanos que emigran a Europa, buscan generalmente una experiencia profesional más que una estancia permanente. Las diferencias culturales y ambientales también deben tomarse en cuenta para lograr una mejor adaptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales