Esquema flexible permite que madres regresen a laborar

La mamá trabajadora tiene que valorar su decisión y establecer con claridad por qué quiere regresar a trabajar y lo que quiere obtener, ya que sus motivaciones guiarán su búsqueda de empleo.

Las mujeres son un recurso valioso para las compañías, aportan experiencia, fomentan diversidad y su visión, justo como mujer, pueden representar beneficios para el negocio. Por ello, en los últimos años, las empresas han modificado y tratan de incorporar esquemas laborales flexibles que permitan que cada vez más mujeres que se convierten en madres se reincorporen a su centro de trabajo. Esta es una de las prácticas para conservar al talento femenino en las compañías, y que, también es un hecho, para la mayoría de las mujeres representa mantener sus carreras profesionales.

“La maternidad no está peleada con cumplir sueños y lograr metas. Lo vuelve más difícil por la distribución y prioridades de tiempo, pero se puede lograr y por ello hay que seguir estudiando y/o capacitándose con la gran gama de opciones que existen en línea o a través de las redes de apoyo, que permiten perfectamente combinar todos nuestros roles”, comentó María Luisa Rocha, Directora Regional de Operaciones para ManpowerGroup.

Para las compañías se trata de una buena noticia porque se reincorpora un talento eficiente. Es el tipo de personas que las industrias quieren tener en su plantilla; incluso, se han desarrollado propuestas innovadoras que representan beneficios para las mujeres que trabajan.

Las apuestas no solo están en el trabajo flexible y permisos remunerados; también a la licencia por maternidad, horarios de lactancia (con su respectiva sala de maternidad) o incluso estancias infantiles y ludotecas en los lugares de coworking.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 19.9 millones de mujeres de 15 años y más de edad están ocupadas, de ellas 8 de cada 10 trabajan en el comercio o los servicios.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que frente al ciento por ciento de hombres que sí regresan a su trabajo en las mismas condiciones una vez que han sido padres, en el caso de la mujer el porcentaje es de 55 por ciento.

El 55% de las mujeres que regresan al trabajo tras la maternidad, lo hace en las mismas condiciones laborales que antes de ser madre. El 35% con jornada reducida y 7% renuncian para dedicarse al cuidado familiar.

Entre los aspectos prioritarios valorados por las mujeres en este regreso al ámbito laboral está la remuneración y beneficios, una progresión de carrera y elementos relacionados con el bienestar laboral. El trabajo flexible forma parte de los aspectos que una empresa necesita considerar al contratar profesionales después de una suspensión profesional.

“Tenemos que derrumbar mitos. La mujer tiene que hablar claro y directamente con su empresa, declararle cuál es su expectativa de desarrollo y metas y qué es lo que quiere hacer”, puntualizó la directiva de ManpowerGroup.

La mamá trabajadora tiene que valorar su decisión y establecer con claridad por qué quiere regresar a trabajar y lo que quiere obtener, ya que sus motivaciones guiarán su búsqueda de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales