Familia Laboral, por un mejor entorno de trabajo

Desarrollar el concepto de una familia laboral en nuestro centro de trabajo además de ser en beneficio de la empresa, también lo es para la sociedad, pues se trabajaría en ambientes prósperos, más justos, y más humanos.

                                                                              Entrevista a Oscar Rodríguez González      

Nuestra actividad productiva es el segundo hogar ya que del tiempo que estamos despiertos durante un día ordinario entre semana, casi en su totalidad, se destina a la actividad profesional-laboral, incluso por encima del tiempo de convivencia familiar en casa. Esta situación es poco observada por las empresas ya que centran su atención en la frialdad de los números por encima de los aspectos internos de sus colaboradores, sin rectificar que las empresas son las personas.

Por ello, los líderes hoy tienen la oportunidad de contrarrestar esta situación buscando un equilibrio en la vida de sus colaboradores con los aspectos trabajo, familia y amistad. Y respecto al entorno laboral, a las personas se les debe reconocer como socios estratégicos que colaboran en el logro de una meta común.

Ante este escenario, Oscar Rodríguez González después de un accidente y 10 años de interacción con exitosos empresarios, concibió la idea de que “Las Personas con las que pasas más tiempo despierto durante el día son tus Compañeros de Trabajo; es decir, tu Familia Laboral” en un libro llamado Familia Laboral, Compañeros de Vida que presentó Don Lorenzo Servitje Sendra en Marzo de 2012 y del que escribió el prólogo.

Las ideas principales del concepto del libro implican retos y actividades que a continuación Oscar Rodríguez González nos comparte:

Dos tareas clave para dar inicio y conformar una familia laboral

 

  1. Realizar un ejercicio FODA relativo al capital humano para analizar con honestidad, si las personas son concebidas como el centro de la estrategia e interés de la alta dirección.
  2. El líder debe comprometerse a desarrollar el hábito de ofrecer en todo momento un trato digno a sus colaboradores y requiere transformar su papel de supervisor en el de un facilitador y modelador.

El reto consiste en buscar ofrecer a los colaboradores una experiencia de trabajo que se convierta a su vez, en una experiencia de vida.

Desarrollar el concepto de una familia laboral en nuestro centro de trabajo además de ser en beneficio de la empresa, también lo es para la sociedad, pues se trabajaría en ambientes prósperos, más justos, y más humanos. Las corporaciones más rentables en el mundo son también los mejores lugares para trabajar.

Son 6 aspectos básicos que una empresa cuida cuando muestra atención por sus colaboradores: los baños, el lugar destinado para comer, los vestidores e uniformes, la capacitación que otorgan para mejorar el desempeño de funciones; los planes de desarrollo de los colaboradores y finalmente sus salarios y prestaciones. Todo esto  deberíamos considerarlo como condiciones dignas de trabajo.

¿Cómo podemos hacer realidad una Familia Laboral?

Una conclusión sobre el concepto del libro que he compartido en congresos, simposios y pláticas en foros empresariales y universidades, abarcan 6 principios que representan los fundamentos de la relación en una familia laboral.

  1. Sentir, pensar y hacer de la misma manera como siente, piensa y hace la empresa u organización en donde nos desempeñamos; si no es así, se está en el lugar equivocado.
  2. Ver a los compañeros de trabajo como personas con quienes se convive y se comparte todo el día; todos ellos tienen fortalezas y áreas de oportunidad que si se complementan con las mías, conducirán al éxito individual y grupal.
  3. Saber escuchar y apoyar las buenas ideas que contribuyan al crecimiento personal y profesional.
  4. Generar competencia en la cultura organizacional en un ambiente de colaboración y no de confrontación.
  5. Agregar valor a todas las actividades personales y profesionales
  6. Ser solidarios y ayudar a crecer al otro en la medida de las posibilidades y cuando el individuo lo solicite.

Si más empresas entendieran el concepto de la familia laboral, más directivos se preocuparían y se ocuparían por crear mejores entornos de trabajo, que fortalezcan los vínculos entre la empresa y los colaboradores. Los resultados son importantes incrementos en la productividad, reducción en gastos y costos de operación, e incluso, disminución en la rotación de personal, ya que refleja un incremento en la identidad del colaborador con los objetivos de la empresa.

Para mayor información escribe a orodriguez@familialaboral.com o consulta www.familialaboral.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales