Fortalecer el espíritu empresarial joven

México demanda aumentar los índices de productividad, fomentar valores y participación, deben generarse más programas que enriquezcan el espíritu y conocimiento de los líderes del futuro

Por Paulina Mendieta

Presidente de USEM Joven México

paulina.mendieta@usem.org.mx

 

Si bien es cierto que México precisa de más emprendedores en el país, el reto no solamente es lograr que los jóvenes se decidan a echar a andar un negocio sino abarcar una visión más completa. Resulta relevante que desde las instituciones académicas y las organizaciones empresariales, se inserten y fomenten los valores que van a permear alrededor de los colaboradores dentro de estas nuevas empresas como una estrategia indispensable para asegurar el crecimiento personal y profesional de los empleados, y con ello, favorecer a una mayor permanencia de la propia organización.

En un México complejo que tanto demanda aumentar los índices de productividad, fomentar valores como la solidaridad, bien común, dignidad de la persona, administración responsable de recursos y participación son sólo algunos factores clave que promueven el cambio social, por ello, deben generarse más programas que enriquezcan el espíritu y conocimiento de los líderes del futuro comprometiéndolos con la construcción de un mejor país. En la Unión Social de Empresarios de México (USEM) ya asumimos este nuevo reto con el fin de influenciar a quienes son nuestra mejor apuesta: los jóvenes.

¿Cómo lo hacemos?

Los jóvenes empresarios, al ser miembros de USEM Joven, pueden tener una formación que abarca:

  • Un curso de formación de seis módulos.
  • El Programa Padrino, donde cada joven cuenta con seis asesorías dirigidas por un empresario que lo ayudará a crecer como persona y empresario.
  • Asistencia a cuatro eventos al año donde expertos tocan temas de vanguardia para las organizaciones.
  • Visitas a empresas de los socios para que los jóvenes aprendan de sus experiencias y casos de éxito.

Este programa además de generar lazos de apoyo, confianza y amistad entre los empresarios consolidados y los profesionistas en desarrollo, también promueve el sentido de comunidad entre los jóvenes. En la USEM creemos que es importante que los líderes empresariales pasen la estafeta responsablemente para estar conscientes de que en sus manos está la capacidad de transformar la realidad en la que se encuentra el país con ayuda de los jóvenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales