GUERRA DE MONEDAS

Rafael Martínez de la Borbolla

@rafaborbolla

Las monedas luchan entre sí en los mercados internacionales. Puede parecer exagerado decir que la guerra es tanto una confrontación entre distintas economías, como una entre distintos ejércitos. Pero no lo es. En la historia reciente hay dos periodos que ilustran esta condición. El primero fue a partir de 1914 cuando la I Guerra Mundial minó la efectividad del patrón oro que se hundió en 1933, al cancelar el presidente Roosevelt los pagos en oro de los bancos y su exportación. El segundo ocurrió en 1971, cuando el presidente Nixon canceló el patrón dólar-oro y así, la convertibilidad de esa moneda en el metal tal y como se instauró al final de la II Guerra Mundial. El sistema que consolidó la hegemonía mundial del dólar. Hoy, el sistema monetario no se basa en la relación con un metal, se ha sustituido por la confianza o la seguridad intermitente en una moneda, que es otra quimera.

 

El periodo iniciado en 2007, con la crisis financiera, puso de relieve el activo papel de los bancos centrales en los países desarrollados al emitir cantidades billonarias de dinero que no tenía ningún respaldo productivo. El argumento predominante es que así se prevenía el colapso de los sistemas bancarios. Las tasas de interés se han mantenido en niveles cercanos a cero por varios años para renovar las inversiones en la producción y la creación de empleos.

 

China, la segunda economía mundial, ha caído en recesión y durante el año ha venido devaluando su moneda el Yuan anticipando un aumento en la tasa de interés en Estados Unidos, con lo que favorece el aumento de inversión en su desplomada bolsa de valores incentivando sus exportaciones. El fortalecimiento del dólar durante el 2015 es constante; se ha apreciado frente al Euro en un 13%, al peso mexicano en 10,17%, contra el real brasileño 24,51%, contra el peso colombiano 20,51%, contra el rublo ruso 39,09% y contra el dólar canadiense 12,08%. No hay devaluación real si no que el dólar esta aumentando su valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales