Inspiración para llevar: ¡Ay Güey! ¡Qué historia!

Conoce la historia de Miguel Ángel Rodríguez creador de ¡Ay Güey!, una marca de playeras y accesorios 100% mexicana que compite hoy con empresas internacionales

Lo bueno de tocar fondo es que no queda otro camino que ir hacia arriba. ¿Apostar todo en un solo proyecto? Miguel Ángel Rodríguez creador de ¡Ay Güey!, una marca de playeras y accesorios 100% mexicana que compite hoy con empresas internacionales, nos lo demuestra.

Aunque Miguel estudió Ciencias Políticas y Administración Pública, incursionó desde muy joven en la industria de la moda. Su trayectoria inició en Furor, una de las empresas más influyentes en el sector, ahí trabajó de mensajero hasta que con el paso de los años los asensos le brindarían la respuesta a sus preguntas de la misma boca del dueño de la empresa: “El puesto que te falta ocupar es el mío y no te lo voy a dar, deberías crear tu propia marca”. Y por qué no, así lo hizo.

En 1997, junto con dos socios, Miguel lanzó ToBE, firma que duró 10 años en el mercado. La relación con sus socios concluyó en malos términos y Miguel Ángel perdió todo: “Prácticamente me quedé sin nada” declaró.  Sin embargo, en ese mismo año, 2007, un viaje a Cancún lo inspiró: “Me di cuenta que los souvenirs que fabrican allá eran productos malechitos y cuando pregunté el porqué de ello, me dijeron: “Es simple, la gente no paga más”.

A partir de ese viaje, Miguel tuvo claro lo que quería emprender. Tras vender su casa y vaciar su cuenta de ahorros, se aventuró a crear ¡Ay Güey! El camino no le fue fácil, en un inicio los administrativos de las plazas donde abría sus tiendas consideraban el nombre de la marca como ofensa, además batalló contra el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para obtener los derechos del nombre puesto que lo consideraban insultante.

Hoy, Miguel lucha con la piratería y el malinchismo, pues afirma que aún se cree que lo mexicano está mal hecho. Aun así, según estimaciones de la marca, en 2015 la compañía logró facturar 125 millones de pesos, conservando su principal valor: ser 100% mexicana: “Me han propuesto maquilar en Asia para reducir costos pero eso le restaría el valor agregado que ¡Ay Güey! ha ofrecido desde el inicio, cuidamos las telas, los diseños y hasta la música que se escucha en las tiendas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales