Trabajar durante la carrera, tu mejor estrategia

Aunque tu universidad sea prestigiada y seguramente las bases académicas con las que cuentas sean consistentes, el primer trabajo que obtengas es determinante, ya que te servirá como experiencia y además de ser un punto clave en tu currículum.

El comenzar a trabajar durante los últimos semestres de la carrera es muy positivo, ya que adquieres experiencia y puedes ir practicando y viendo de qué se trata realmente tu profesión y la mejor forma de ejercerla.

Sin embargo hay varios aspectos que debes de tomar en cuenta como el no querer aspirar a grandes puestos, por ejemplo, el ser recién egresado. Michos estudiantes creen que por tener una preparación sólida tienen derecho a un gran salario desde el principio, esto es falso, ya que en la mayoría de las empresas buscan gente que esté dispuesta a empezar desde abajo y que vaya creciendo con su propio esfuerzo, que haga méritos y que se gane las cosas, así podrá aspirar a niveles gerenciales, directivos y superiores en un futuro.

Aunque tu universidad sea prestigiada y seguramente las bases académicas con las que cuentas sean consistentes, eso no te da derecho a ser prepotente ni déspota con la gente que estará a tu cargo la humildad y la sencillez son valores que debes fomentar, y el tener un equipo de trabajo bien conformado, en el que te respeten y admiren, hablará muy bien de ti.

El primer trabajo que obtengas es determinante, ya que te servirá como experiencia y además de ser un punto clave en tu currículum, te ayudará a adquirir las herramientas necesarias para sobresalir en el ámbito laboral.

El aprendizaje es lo más importante, pues los conocimientos que se adquieren en la práctica son realmente valiosos y son con los que contarás en el día a día, cuando ya no solo sea un caso teórico, sino que estés llevando a la práctica lo aprendido en la carrera.

El cómo te veas implica mucho, es importante por lo tanto que te vistas como un profesionista y no como un estudiante, aunque tal vez todavía lo seas, debes de olvidarte de los jeans y usar prendas más formales. Si eres mujer traje sastre o pantalones de vestir con faldas y blusas es lo ideal, y si eres hombre, el traje es lo más formal y darás una imagen de seriedad y profesionalismo si lo usas.

Por otro lado lucir siempre pulcro y bien alineado te dará una excelente imagen antes las personas con las que te relaciones por trabajo.

Hay que evitar pelo largo si eres hombre, aretes o piercings, pues son símbolo de rebeldía; los tatuajes en lugares vistosos tampoco son muy recomendables. Como mujer te recomendamos un peinado impecable y maquillaje igual.

Si todavía no has entrado al mundo laboral seguramente aspirarás a hacer tu carrera y al hacerlo estarás acudiendo a entrevistas de trabajo; éstas son un punto esencial, pues dependiendo de la actitud que demuestres en ellas podrás o no ser elegido para determinado puesto. Es importante que vayas a las que estén relacionadas estrictamente con el ámbito que estudiaste, y no sólo porque tal vez sea un aspecto que te gusta de cualquier otra especialidad.

Durante las entrevistas debes de mostrarte seguro, evitar el nerviosismo y proyectar tranquilamente lo que sabes. El respeto es básico por lo que al principio no debes tutearte con la persona que te está entrevistando, se supone que tiene mayor jerarquía y tal vez le pueda molestar si lo haces, pues te sentirá demasiado seguro, y puede considerarse, repito, una falta de respeto. Sólo si él o ella te lo piden, entonces podrás sentirte con la libertad de hacerlo.

Es importante además que respondas con seriedad y que no hables en primera instancia del suelo, sino de la experiencia que va a adquirir y de lo que te servirá tener el empleo, quienes mencionan el dinero desde el principio, se ven pocos serios, y puede parecer que sólo están ahí por lo que puedan ganar y no por lo que pudieran aprender.

Es recomendable que trates de no mezclar tu vida privada con la laboral; seguramente te evitarás muchos problemas. El salir con personas involucradas en tu trabajo más allá de la amistad puede considerarse de mal gusto y puede prestar a malas interpretaciones.

Por último, ser positivo y tener una buena actitud aunado a tu juventud, empuje y entusiasmo serán las mejores armas que te llevarán a ser una persona comprometida con la capacidad de desarrollarse exitosamente en su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales