Recomendaciones para emplear a Personas con Discapacidad Intelectual

Entrevista al Dr. Agustín Sanginés, Director de Centro Laboral México IAP (CELAMEX)

“La discapacidad del que está aparentemente bien es no entender que el otro está limitado en cosas” –Agustín Sanginés

Hablar de equidad no significa hablar de igualdad, equidad es saber develar y poner en un contexto favorable, productivo y de integración social, las capacidades de cada persona-, indicó el Dr. Agustín Sanginés mientras nos mostraba las instalaciones de CELAMEX, institución que dirige y cuyo objetivo es el dar atención a las Personas con Discapacidad Intelectual (PCDI) así como el de brindar una formación suficiente para que estas puedan acceder a procesos laborales.

Todos tenemos limitaciones por lo que debemos desarrollarnos en lo que sí sabemos hacer. Con las PCDI, la tarea es conocer su talento específico. En CELAMEX precisamente conformamos un inventario de habilidades personales específicas de individuos con discapacidad intelectual.

Empleo para funciones estrictamente claras

La empresa que quiera contratar a personas con este tipo de discapacidad debe entender primero qué funciones necesita puesto que ellas suelen ser especialistas en una sola actividad o quizá dos. Son individuos que realizan un esfuerzo mental muy importante para dominar sus tareas así que cuando una PCDI las realiza bien, no puede asignárseles nuevas funciones; para ellos, cambiarles una rutina es un proceso de aprendizaje muy lento.

Las PCDI no manejan la racionalidad completa, se manejan mucho por emociones, dado lo anterior debe tratárseles con responsabilidad ya que sus acciones no son imputables ante la ley. El empresario debe estar al pendiente y asegurarse de no asignárseles actividades peligrosas o confusas para ellos con el fin de evitar errores.

El 70% de nuestra comunidad está lista para trabajar. Son personas extraordinarias que precisan de oportunidades laborales.

Una plaza puede ser reemplazable siempre. Por ello, en CELAMEX recomendamos que cuando una empresa abra un puesto para una PCDI se trate de uno que maneje la institución directamente, de tal manera que, en caso de ser necesario, la posición pueda cubrirse nuevamente con otra PCDI sin que se pierda esta valiosa vacante.

Recomendaciones para la contratación de PCDI

  1. Una vez que la PCDI se encuentre laborando es necesario seguir asesorándose con la misma institución de la cual procede el trabajador con el fin de monitorear sus resultados.
  2. Preparar a los compañeros de trabajo de la PCDI para que acojan con respeto al nuevo colaborador y jamás intenten resolverle funciones pero sí fungir como apoyo.
  3. Debe tenerse en cuenta que este tipo de discapacidad implica mayor agotamiento mental, lo cual requiere de un receso mayor.
  4. Evitar que el ambiente contenga elementos que los lleven a distraerse.
  5. Procurar un ambiente alegre pues las PCDI no traspasan las fronteras de las preocupaciones comunes.
  6. Debido a que sus acciones no son imputables, deben existir las condiciones para mantener el control y seguridad en el trabajo, así como en su relación con sus compañeros.
  7. Evitar más de una PCDI por área, lo que les ayudará a concentrarse mejor.
  8. Procure asignar plazas formales de medio tiempo con salario asignado al nivel de su función y siempre con prestaciones de ley.

Tip de Agustín Sanginés:

Una persona con preparatoria tiene aproximadamente un IQ de 100-110 puntos, una con licenciatura 130. En su mayoría, las PCDI tienen un promedio de 70 puntos, de lo que se trata cuando trabajamos en su inclusión laboral es de desarrollar bien ese IQ para desempeñar al 100% la función asignada por la organización, misma que será enriquecida por el desempeño de los demás compañeros.

Gabriela Breña Huerta

Author: Gabriela Breña Huerta

Share This Post On