Afores ¿y eso cómo se come?

Cuando entramos a nuestro primer trabajo formal nos piden el Número de Seguro Social (NSS) y ahí es donde comienza el camino del ahorro para la vejez. Si bien tu retiro puede estar a décadas de distancia, aquí te diremos cómo escoger tu afore, cómo funciona y todo sobre ese idioma que no dominas porque sufres de adulting.

En nuestro país llevamos mucho tiempo sin afrontar un problema que ha recibido varios paliativos por parte del gobierno, como la pensión universal, pero en el sistema actual de Administración de Fondos de Ahorro para el Futuro (Afores) ha tomado relevancia el tema del ahorro voluntario para poder alcanzar una pensión que cubra nuestras necesidades, 49% de los mexicanos piensa vivir de su pensión, pero solo el 11% ahorra para su retiro.

Solo 6 de cada 10 mexicanos ahorran, de los cuales más de la mitad lo guarda para emergencias e imprevistos: 58% de los ahorradores lo mantienen en el banco sin buscar inversiones, 15% utiliza las herramientas de las Afores, un 14% de ellos aún considera que el cochinito de su casa es mejor, según la Comisión Nacional de Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Existen 30.5 millones de mexicanos que se desarrollan en la informalidad y que necesitan una cultura de ahorro e inversión, asegura Moisés Pérez Peñaloza, quien es Socio Leader a cargo de Work Force of The Future en PwC (Price Waterhouse Coopers). Incluso, sostiene, los trabajadores formales no ahorran lo suficientes ni aportan de forma voluntaria: en promedio, los mexicanos aportan el 16% del sueldo en estos intrumentos.

Los peligros para tu retiro

“Un esquema de ahorro tan de largo plazo, como lo son las Afores, van a atravesar por diferentes crisis y cambios económicos, por lo cual no conviene enfrascarnos en un solo evento”, explica Pérez Peñaloza. Si bien, explica, existen factores externos que pueden jugar en tu contra, la mayoría depende de ti, de tus decisiones.

Conoce en qué Afore estás y tu Siefore: “¿Qué edad tienes? ¿Cuánto tiempo te falta para tu retiro?”. Esas son las dos preguntas esenciales que te debes plantear, una vez que lo hayas hecho debes evaluarlo de forma histórica y conocer el comportamiento de las diferentes opciones.

Preocúpate más de manera constante por tu Afore: “Escoger en qué afore estarás, haciendo un análisis histórico,  no solo a corto plazo: hay que evaluar los escenarios siempre buscando que tu dinero gane más”.

No veas solo los rendimientos, ve las comisiones: “Muchas veces a la hora de elegir una Afore, toman la decisión sin conocer el rendimiento neto (Rendimiento – Comisiones)  que se están cobrando, ¿de qué me sirve un rendimenito alto, si todo se irá en comisiones?”.

Tener una cultura de ahorro voluntario: Es importante saber cuál es la cantidad que quieres recibir y hacer lo necesario para alcanzarlo, a través de las Afores y las aportaciones voluntarias.

¿Cuál es la mejor Afore?

Si no le das seguimiento a tu Afore, tú serás responsable. No el gobierno ni la iniciativa privada, puntualizó Pérez Peñaloza.

Las Afores con más cuentas registradas son Banco Azteca, Citibanamex, Coppel, Inbursa e Invercap. No obstante, no por populares son las mejores: antes de inscribirte o cambiarte de alguna debes analizar las Afores según tu Siefore, la cual se define de acuerdo a tu edad.

Las Siefores determinan el nivel de riesgo en el que invertirán tu fondo de ahorro, entre más joven seas mayor será el riesgo, y viceversa. Selecciona la tuya y ve los cuadros comparativos que tenemos para ti.


*Básica 0: trabajadores que están próximos a realizar retiros totales por pensión o negativa de pensión, así como los trabajadores del ISSSTE con bono redimido.

Una vez que sabes cuál es la tuya debes verificar diferentes Afores para calcular el rendimiento neto, conocer los rendimientos y comisiones, las cuales cambian según la administradora. Por otro lado, puedes cambiar de Afore si has notado que no es tu mejor opción.

Puedes cambiar tu cuenta individual una vez al año a la Afore de tu preferencia y una vez más, es decir, solamente una segunda ocasión en 12 meses, si te cambias a una Afore que tenga un mayor rendimiento neto. Después de este traspaso deberás permanecer al menos 12 meses en la Afore.

¿Quieres disfrutar hoy o mañana?

Las Afores son una buena opción para que tu dinero gane, ya que no requieres invertir grandes montos para recibir grandes rendimientos.

A pesar de eso, 4 de cada 10 mexicanos asegura que no le alcanza para ahorrar. No obstante, los gastos hormiga, que no detectamos y, por eso, no disminuimos, pueden ser una vía de ahorro.

Pérez Peñaloza afirma que el ahorro voluntario no implica renunciar a lo que nos gusta hacer, sino hacer pequeños ajustes a nuestras finanzas personales. Recomienda conocer las Afores, evualuarlas para saber cuál es tu mejor opciones y con qué herramientas cuentas para hacer crecer tu ahorro de forma voluntaria.

Actualmente existen diversas opciones que ofrecen los administradores que le permiten a los usuarios decidir si dejan estático su dinero, hasta su retiro, o de forma temporal con los rendimientos que dan los grandes capitales.

Pérez Peñaloza concluye que las Afores son buenas, pero requieren de la voluntad del ahorro para que cada uno tenga suficiente para su retiro.

Si quieres más consejos para tener un mejor retiro puedes seguir a @yo_jubilado, en donde podrás tener más consejos para obtener la pensión que deseas.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
shares