¿Te asusta el regreso a la “nueva normalidad”? Enfrenta el síndrome de la cabaña

síndrome cabaña

Luego de permanecer resguardadas en sus hogares, las personas pueden experimentar miedo a salir y a retomar sus actividades, sin embargo, será inevitable. ¿Te has preguntado qué pasará cuando necesites regresar al trabajo porque te asusta la «nueva normalidad»? Quizá experimentas el síndrome de la Cabaña.

Anunciar el retorno de las actividades significa que las personas regresarán a sus rutinas, pero este puede ser un proceso complicado. Aquí te decimos qué puedes hacer para superar este síndrome.

¿Qué es el síndrome de la Cabaña?

De acuerdo con el médico y psicoterapeuta José Sánper, no se trata de una enfermedad, sino de un proceso adaptativo. Las personas pueden experimentar miedo al adaptarse a la “nueva normalidad”, luego de haber permanecido en resguardo. Estar en el exterior les puede provocar angustia.

sindrome cabana

Este síndrome se puede presentar cuando una persona pasa en confinamiento durante 50 días y se enfrenta al proceso de adaptación al cambio. Cuando hay crisis se experimentan cambios. Esta es una respuesta normal a una situación atípica.

sindrome cabana

Las personas no quieren salir

El hecho de encontrar beneficios es esto otro factor que puede generar la resistencia al regreso, por ejemplo trabajar desde la comodidad de la casa, ser más productivos o tomarse tiempo para realizar pausas activas.

«El miedo es una parte clave de este síndrome«.

Habrá personas que no quieran regresar a sus empleos porque se enfrentaban con jefes que los hostigaban y a través del trabajo remoto encontraron una alternativa, esto puede generar una resistencia para que no quieran regresar a sus rutinas.

4 formas para enfrentar este síndrome

No te compares

Aunque en otros países ya se tenga un regreso más avanzado no es la misma situación para todos. No te juzgues por tener miedo al salir, por ver que otros lo hacen con normalidad o por estar muy cómodo al permanecer en casa.

Planea el hacer

Una práctica acertada es fantasear y recordar lo que antes te gustaba hacer en el exterior, los lugares a los que te gustaba ir, empieza a planear y considera que habrá momentos para disfrutarlo nuevamente.

Usa los aprendizajes que adquiriste

Aprovecha lo que adquiriste durante la cuarentena por muy sencillo que parezca. Hay personas que no tenían tiempo de estar en su casa, pero aprendieron a disfrutar de su hogar, no deben perder eso.

Valora tu miedo

Sánper señaló que es oportuno identificar si se experimenta un miedo protector o paralizante. “El miedo es funcional, la mayoría de las veces nos ayuda a protegernos, a prestar atención, a estar alerta ante amenazas. Ese es el miedo funcional”, detalló. “Cuando el miedo te paraliza y no te permite actuar es momento de acudir con un especialista”, argumentó.

¿Cómo regresar al trabajo sin miedo?

Sánper destacó que es importante experimentar un regreso progresivo, no es oportuno volver a la normalidad de golpe, ni de la noche a la mañana. Es ideal salir poco a poco a recorrer distancias controladas, es decir, caminar por las calles cercanas a tu hogar al menos durante dos semanas o tres. “Dosifica tus salidas hasta que te sientas más cómodo”, agregó.

Los líderes de las empresas deben tomar en cuenta un retorno a la oficina de manera progresiva, lo ideal es acordar un regreso en donde no asistan todos los trabajadores al mismo tiempo, modificar los horarios y días de jornada, para que poco a poco se llegue a la “normalidad”.

Aunque en México se están retomando las actividades aún nos encontramos en una etapa de altos contagios. El desgaste económico y emocional de las personas es muy alto. Las autoridades tratan de equilibrar la salud física, emocional y económica de las personas, por eso se ha exhortado a las empresas para que retomen sus labores con las medidas adecuadas y así amortiguar la situación económica y emocional del país.

Es razonable y racional experimentar miedo a espacios en donde hay mucha gente. ”No se tiene miedo a la gente, si no al contagio”, precisó. Para cuidarte es importante tomar precauciones, y  pedirle a la gente que tomen distancia.

Por: Alma Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares