Oferta laboral en ciberseguridad, 4 millones de vacantes en el mundo

ciberseguridad-mexico

México es el país más preparado de América Latina en materia de ciberseguridad. A nivel global se ubica en la posición 28 de 165 naciones analizadas, de acuerdo con el Índice Global de Ciberseguridad 2017 realizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

El informe Riesgos Mundiales 2018 del Foro Económico de Davos dio a conocer que los riesgos cibernéticos se intensificaron en 2017, por dicha cuestión el fraude y los ataques informáticos se han posicionado entre los cinco principales riesgos a nivel mundial.

La ciberseguridad en el mundo

Las infracciones cibernéticas que se registraron en algunas compañías se duplicaron en los últimos cinco años, pasaron de 68 a 130 por compañía. Los costos financieros también incrementaron, en 2017 empresas de 7 países calcularon que el costo anual por estos ataques fue de 11.7 mdd por cada organización, en México la cifra fue superior, se trató de 15 mdd.

Los ataques de secuestro cibernético representaron el 64% de todos los correos electrónicos maliciosos enviados entre julio y septiembre de 2017.

¿En dónde buscan mayor ciberseguridad?

¿Qué se ha hecho en México?

Santiago Gutiérrez, socio líder de ciberseguridad en Deloitte México, mencionó que este tema ha tomado la importancia que merece en el país, debido a que diferentes empresas han sido víctimas de amenazas que comprometieron la operación de sus negocios.

Aunque esta industria lleva casi 25 años, recientemente se implementaron recursos y acciones desde el sector público y privado para atender la ciberseguridad.

La empleabilidad y la ciberseguridad

Santiago destacó que hay escasez de talento. Hoy hay cerca de 4 millones de vacantes en el mundo para estos profesionistas. Por su parte el Centro de Carrera Profesional (OCC) desatacó que actualmente en el país hay 16 mil 300 personas especializadas en el tema y que se encuentran en búsqueda de un empleo en su plataforma.

Este es el perfil de los especialistas de acuerdo con OCC.

Cuentan con competencias técnicas en informática, ciberseguridad, análisis e innovación, en cuanto a las competencias blandas se ubican:

  • Flexibilidad para gestionar nuevos procesos asociados a la tecnología.
  • Facilidad de comunicación y relaciones interpersonales.
  • Capacidad de toma de decisiones.
  • Trabajo bajo presión.
  • Alto nivel de inteligencia emocional.
  • Visión para identificar posibles riesgos.

Por: Alma Gómez

Tal vez te interese leer:
¿CoDi podría ser un blanco fácil para los ciberataques?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares