¿Cómo combatir la violencia en el trabajo?

Por: María Eugenia Del Castillo Carreón

En octubre de 2019 entró en vigor la NOM 035 de la Secretaría del Trabajo, que busca controla y erradicar los factores de riesgo psicosocial que afectan la salud y el bienestar del trabajador dentro del ámbito laboral. La violencia en el trabajo es uno de los factores más comunes dentro de las empresas y que genera un riesgo para los empleados.

Definamos algunas de estas formas de violencia:
  • Violencia laboral es generada y dirigida a un grupo de personas con acciones agresivas, de maltrato o discriminación (por raza, genero, embarazo, etc.).
  • El mobbing es toda actitud que atente contra la integridad y dignidad de una persona dentro del ámbito laboral, con la intensión a afectar emocional y psicológicamente, buscando generar un daño específico y puede darse en 3 líneas:
  1. descendente (jefe- subordinado)
  2. ascendente (subordinado-jefe)
  3. lineal, es decir entre compañeros
  • El acoso es toda agresión sexual donde no existe subordinación y se puede dar en 3 formas:
  1. Verbal (comentarios, bromas piropos asociados a la sexualidad).
  2. Físico donde ya se genera un contacto.
  3. No verbal como gestos, señas, miradas, silbidos, etc.
  • Hostigamiento conducta que se presenta con una subordinación de poder jerárquico y puede ser de forma verbal, física o ambas con una connotación sexual.

Cualquiera de estas acciones contribuye al sufrimiento y estrés de la víctima, pues afecta directamente su salud física y emocional, con consecuencias y repercusiones como baja autoestima, enojo, fobias, depresión ansiedad, pensamientos o intentos de suicidio, trastornos en el sueño, abandono de trabajo entre otros.

Para la empresa esto generará ausentismo o rotación de personal, bajo rendimiento, genera climas laborales tóxicos, afecta la reputación, gastos de indemnización, demandas y, con la entrada en vigor de la NOM 035, la posible multa por incumplir con las normas de prevención de Riesgo psicosocial.

¿Qué acciones se pueden realizar?

  • Incorporar normas, protocolos y códigos de conducta y definir las sanciones.
  • Tener personal capacitado.
  • Cuidar la integridad de sus empleados.
  • Contar con un departamento legal.
  • Brindar a las personas afectadas un espacio de atención.
  • Fomentar una comunicación asertiva.
  • Evaluar constantemente el clima laboral con la finalidad de detectar focos rojos.
  • Abrir canales de denuncia y con personal capacitado para saber cómo actuar en cada caso, incluso valorar la posibilidad de tener un canal externo, que permita a los colaboradores sentir mayor confianza y dar más transparencia.
  • Formar y capacitar: es importante que se conozca lo que es la violencia y hacer notar que este tipo de acciones no son aprobadas por la empresa. Existen especialistas que pueden apoyarnos para implementar estas actividades dentro de la empresa. Fundación en Movimiento, especialista en la prevención de la violencia, es una opción de apoyo para generar y desarrollar un mejor clima laboral dentro de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares