¿Cómo impacta el aumento de la tasa de crecimiento e inflación al empleo?

Alejandro Díaz de León Carrillo, Gobernador de Banco de México (Banxico), presentó el primer informe trimestral, en el cual se estima una tasa de crecimiento más baja de entre 0.8 y 1.8%, de 3 puntos porcentuales respecto al período anterior.

En el último trimestre del año, estimaron un crecimiento de entre 1.1 y 2.1%. Díaz de León Carrillo, explicó que se debe a que existe una desaceleración de la actividad económica a nivel mundial, la cual se ha intensificado más de lo que se previó.

“Si bien la inflación general y la subyacente han aumentado, se considera que esto es transitorio y que la postura monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación hacia su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria”

Alejandro Díaz de León Carrillo, Gobernador de Banco de México.

La tendencia de inflación al exterior, en economías como EEUU, Japón, Canadá, Reino Unido y la región europea,  está a la alza debido al aumento en los precios de la energía. En México, la inflación general anual promedio disminuyó entre el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019 de un nivel de 4.82% a uno de 4.10%.

De enero a marzo, se han registrado los mayores incrementos salariales en el sector formal de la economía, lo cual podría presionar sobre los costos de producción y venta de bienes y servicios en los sectores donde la productividad no ha aumentado de la misma forma, generando un posible incremento en los precios.

El aumento en el costo de los energéticos puede impactar en la inflación subyacente, la inflación reflejada por el índice de precios al consumo, por los efectos indirectos que ejercen estos insumos sobre estos, así como aumentos en los precios de algunos alimentos.

Mercado laboral y salario mínimo

Las perspectivas para el empleo también se modificaron en este informe, las cuales han reportado un menor dinamismo en la creación de puestos de trabajo registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la expectativa para el crecimiento para 2019 estaba en un intervalo de entre 620 y 720 mil en el Informe anterior, a uno de entre 530 y 630 mil. Para 2020, el intervalo se mantiene sin cambio en uno de entre 650 y 750 mil.

El salario promedio para la economía  se registró con una variación anual de 4.6% en términos nominales, tasa similar a la de 4.5% del trimestre previo. En contraste, el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS aumentó a una tasa anual de 6.9%, cifra superior a la de 5.7% del trimestre anterior. Resultante de un incremento anual promedio de 14.7% para la franja fronteriza norte y de 6.0% para el resto del país.

Se detectaron algunos riesgos para el sector laboral debido al incremento en el salario mínimo, lo cual somete a una  revisión salarial en algunos sectores, rebasando las ganancias en productividad. Esto podría generar una reacción en cadena con los costos, limitaciones a la creación de empleo formal y encareciendo los productos de consumo.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares