Convierte a tus empleados en embajadores de marca

De acuerdo con una encuesta de Gallup solo 15% de los trabajadores de tiempo completo, a nivel mundial, están comprometidos con su trabajo. Lo que hace realmente importante que tus trabajadores se sientan escuchados y estén orgullosos de trabajar en tu empresa, pues si ellos están a gusto con tu empresa, serán los primeros en defender y promocionar la compañía, volviéndolos verdaderos embajadores de marca.

En la era digital donde cualquiera puede expresar lo que siente o piensa sobre cualquier cosa, es muy importante lo que sienten tus trabajadores porque ellos serán las voces de los valores que tiene tu empresa, tanto empleados o exempleados pueden quejarse en línea sobre tu compañía y dar una idea errónea de lo que tu marca representa.

Por lo que es de tu interés que las personas que trabajan en tu empresa estén “enamorados” de la marca pues estos empleados son más propensos a destacar las virtudes de la compañía y a tener un comportamiento que motiva al resto de los compañeros para actuar positivamente, convirtiéndose así en defensores activos de la marca.

Meta4, proveedor de soluciones tecnológicas para la gestión y el desarrollo del capital humano, presentó una guía para transformar a tus empleados en embajadores. Debes empezar por conocer a los grupos de empleados con los que cuenta la compañía. Segmentar a los empleados permitirá planificar acciones para conseguir que cada grupo avance hacia una defensa activa, además, ayudará a detectar a los defensores ya existentes.

¿Qué hacer para transformar a los empleados en embajadores de marca?

  • Escucha: revisar con qué frecuencia se escucha a los empleados y los medios para garantizar esta retroalimentación. Conoce las inquietudes, frustraciones y si ellos saben la gran importancia que tienen en la compañía.
  • Simplifica: contar con mediciones simples de la opinión de los empleados y simplificar informes facilitará su estudio y comprensión.
  • Transparencia: para construir la confianza es muy importante ser transparente. Cualquier tipo de desajuste que se genere entre lo que dice la compañía con lo que efectivamente realiza, daña la confianza del empleado para con la organización.
  • Tecnología: contar con una estrategia digital dedicada a ofrecer a los empleados contenidos para interactuar y compartir, casos de éxito, videos corporativos, etc.
  • Involucración: mientras que muchos empleados pueden estar dispuestos a hablar positivamente de su marca de empleo, pocos efectivamente lo hacen sin que existan acciones que los impulsen o inviten.
  • Personalización: personalizar las interacciones con los empleados embajadores hará que su experiencia laboral sea más positiva.
  • Incentivación: la importancia aquí radica en comprender qué motivará a los empleados y en generar un plan de incentivos personalizado.

Quizás te pueda interesar: #ReputaciónCorporativa un valor intangible

shares