Coworking, el espacio para freelancers

Ser freelance requiere de disciplina y constancia, indispensables para organizar el trabajo, sacar proyectos adelante y alcanzar objetivos personales o del cliente, es por ello que el lugar de trabajo influye directamente en el ritmo del estrés laboral.

Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana, plataforma de contratación de trabajo independiente, detalló que “La renta de una oficina es un gasto elevado al que no se le puede sacar provecho si se labora de manera independiente. Una sola persona va a tener problemas para sostener su renta mensual y probablemente no sea la mejor opción si apenas comienza a formar su cartera de clientes”.

Algunos freelancers prefieren trabajar desde casa, aunque a otros les desmotiva el aislamiento o bien mezclan las actividades del hogar con las del trabajo, lo que influye directamente en su rendimiento.

Al decidir trabajar fuera de casa, estos trabajadores prefieren lugares públicos como cafeterías y espacios de coworking, la plataforma sitúa la primera opción como conflictiva por el ruido externo incontrolable o el cumulo de gente como fuente de distracción, así como una buena conexión a internet.
Mientras que la segunda opción de coworking, se traduce en espacios laborales compartidos entre diversos trabajadores, en donde obtienen ventajas como el costo pues se comparten gastos de renta y servicios, además puede ser por horas al día, días completos o meses.

Jorge Acevedo, fundador de The Place, espacio de coworking, indicó “Un buen espacio de coworking ofrece diferentes amenidades que pueden ya estar incluidas en la renta, como café, espacios lúdicos y de descanso, salas de juntas e internet de alta velocidad, que, si se quisieran tener en casa, elevaría mucho los costos de operación para las personas”.

Además del networking que se suma a favor de estas opciones, la convivencia con profesionales de distintas áreas ayuda a tener un conocimiento más amplio e incluso resolver dudas sobre temas de diferentes áreas.

“En algún momento puedes requerir de un diseñador que te ayude con el logo para tu marca, o de un abogado que te asesore en temas legales. Además de poder encontrarlos de forma rápida al trabajar cerca de ellos, tienes la posibilidad de obtener buenos tratos comerciales con ellos, o hacer un intercambio de servicios. Todo depende de uno mismo”, explica el fundador de The Place.

Finalmente, este tipo de espacios ayudan al freelancer a separar su vida personal de la profesional añadió Bracciaforte, lo que aumenta la productividad.

Por: Brenda Martínez Lunar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales