Descentralización a debate

El Gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ha puesto a discusión en la arena pública un tema polémico: la descentralización de algunas secretarías de Estado.

El objetivo principal es la reactivación económica de algunas regiones del país, con el fin de generar empleo. No obstante, de acuerdo con algunos especialistas, la descentralización tiene algunos retos y áreas de oportunidad que urge atender.

Durante décadas las oficinas de las secretarías de Estado se han concentrado en la Ciudad de México, lo que ha derivado en la centralización de la actividad económica. Esa es una de las justificaciones de la propuesta del Gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), incluida en su Proyecto de Nación.

Actualmente, el Gobierno Federal se compone por 18 secretarías y 299 entidades de Gobierno, el 80% de los funcionarios públicos labora en esta zona conurbada. Las únicas que tendrán su sede en CDMX son las de Defensa, Marina, Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda.
El objetivo principal es la reactivación económica para la generación de empleo y bienestar. La descentralización, de acuerdo con algunos especialistas, tiene un reto de origen: la necesidad de agilizar los trámites administrativos y de gestión a distancia.

Por otro lado, la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) ha puesto el acento en:

  • Garantizar los derechos de los trabajadores, no deben ser obligados a mudarse.
  • Asegurar que existe la infraestructura requerida para poder situar a las secretarías en otras regiones del país.
  • Hacer una revisión de salarios, sobre todo en los cargos medios y bajos.

LA FUERZA DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS
Se ha abierto un debate en torno de los servidores públicos, ya que en el planteamiento inicial no se menciona cómo van a llevar a cabo este proceso de movilidad, a pesar de que AMLO ha reiterado que los funcionarios que formen parte de este proceso tendrán acceso a la vivienda, sueldos justos y educación para los integrantes de su familia.

David Noel López Aquino, licenciado en Derecho, especialista en Derecho Constitucional y socio de Asesores Jurídicos López y Asociados, S.C., explica que los servidores públicos han adquirido diversos derechos laborales, como la permanencia en el trabajo. Ante la propuesta, cada uno de ellos tiene la opción de mudarse al estado en donde se situará la secretaría o, en su caso, ser reubicados en otra entidad de la Administración Pública dentro de la Ciudad de México.

LOS COSTOS DE LA CUARTA DESCENTRALIZACIÓN
El proceso de descentralización económica y territorial, iniciativa incluida en el Proyecto de Nación, debido a su naturaleza, es costoso, complicado y difícil de controlar. Proyectan un costo por las 31 dependencias de 125 mil millones de pesos, además de los 22.8 millones de pesos para planeación. En esos cálculos no se incluye el costo de los servidores públicos que se mudarían con las dependencias.

Melissa Mata, líder de Movilidad para Mercer Latinoamérica, calcula que los costos adicionales que se deben considerar en cualquier proceso de movilidad son aproximadamente entre 6 u 8 meses de sueldo por colaborador como apoyo para la mudanza y gastos adicionales.

Mata refiere algunos puntos que deben considerarse, con el fin de asegurar la retención del talento en este tipo de procesos:

  • Dar un acompañamiento adecuado.
  • Asegurar que, tanto el colaborador como las familias, poseen las condiciones mínimas necesarias para que no sufran ningún tipo de pérdida del poder adquisitivo.
  • Verificar los costos de la canasta básica, los bienes y servicios.
  • Asegurar su calidad de vida y seguridad.
  • Por otro lado, menciona que es preferible sólo llevar mandos altos y medios, debido a que los mandos bajos pueden no soportar el costo por movilidad.

TIPOS DE DESCENTRALIZACIÓN
Existen diferentes formas para llevar a cabo un procedimiento de descentralización, Juan José Palacios, profesor de la Universidad de Guadalajara, explica algunos de ellos:

  • Descentralización funcional: redistribución de funciones, atribuciones, capacidad de decisión, o poder político entre grupos sociales, dependencias gubernamentales, organizaciones políticas, o individuos; un proceso virtual ya que no implica reacomodo de objetos físicos en el territorio nacional y por ello es más factible y controlable
  • Desconcentración territorial: reubicación geográfica de elementos físicos como oficinas, edificios y plantas industriales, de localizaciones centrales hacia otras áreas periféricas; es más costoso, complicado y difícil de controlar.
  • Descentralización económica: no es una simple relocalización de actividades existentes, también involucra un proceso de reorientación geográfica de los flujos de inversión productiva.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares