Discusión sobre las enfermedades de trabajo en la Ley Federal Del Trabajo

En la Ley Federal del Trabajo (LFT) existe la Tabla de Enfermedades de Trabajo, la cual no se ha actualizado desde el 1° de abril de 1970. Más de 49 años sin agregar nuevos padecimiento en un mundo laboral cambiante, por lo cual el art. 513 no responde a los requisitos actuales.

Uno de los impedimentos para modificar el listado es la controversia que existe en los artículos 476 y 515. En el primero, se plantea a la responsable como la Secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS) y, en el otro, nominan al poder ejecutivo, a pesar de la reforma que se publicó en el 1° mayo de 2019, la antinomia se mantiene.

Conoce más sobre este problema en La deuda histórica con la salud de los trabajadores en la Ley Federal del Trabajo.

En entrevista con Jorge Gutiérrez, Coordinador del Programa Mexiquense de Bienestar Emocional en el Trabajo de la Secretaría de Trabajo, nos mencionó que –la antinomía aún existe entre ambos artículos, pero en la Cámara de Diputados ya se han discutido los cambios a la Tabla de Enfermedades–.

Ante esta irregularidad no se puede generar ningún tipo de amparo, aseguró Gutiérrez. Por lo cual, se debe aprobar la modificación a la LFT en la Cámara de Senadores, al ratificar estos cambios se podrá dar la modificación en las 161 enfermedades.

“Lo que buscamos es que el Senado ratifique la determinación de los Diputados y una vez que esto suceda, las tablas se publican, porque ya están aprobadas por la Comisiones Consultivas de Seguridad y Salud en el Trabajo (CCSST).”

Agregó que los nuevos padecimientos aprobados sustituirán por completo a las anteriores y ya se consideran padecimientos como: –Canceres del tipo laboral, enfermedades que son más recurrentes en mujeres; y en sí, enfermedades modernas que consideran las formas de trabajo actual–.

La crítica que hace a la tabla actual es que contiene ­–muchas que no son enfermedades, son síntomas, es obsoleta–. A pesar de que no hay fecha de publicación, lo único que está pendiente es la confirmación de los senadores, porque los diputados ya han reconocido estas necesidades.  

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
shares