El factor de riesgo psicosocial en las empresas no es solo una cuestión de salud

La NORMA Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, fue creada porque se identificó el estrés laboral como algo que de debe combatir en colectivo, ya que impacta al bienestar de la población, para muestra, 37 millones de mexicanos padecen trastornos de sueño, entre otros síntomas que reflejan el estrés laboral.

Durante el evento Recursos Humano en Acción 2019, organizado por Sodexo, Jorge Gutiérrez, Coordinador del Programa Mexiquense de Bienestar Emocional en el Trabajo de la Secretaría de Trabajo, aseguró que esto no solo impacta en la salud, también impacta en la productividad.

En promedio, en México trabajamos 43 horas a la semana (2,255 horas anuales), somos uno de los países con las jornadas más largas a nivel mundial, pero menos productivos, en este índice tenemos 0.3%, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), los países registrados en promedio tienen 1.2%.


Desde 2014, se han hecho diversas modificaciones a nivel legislativo. Ahora, con la NOM-035 se toman medidas claras con las empresas, donde cada una deberá de reconocer sus factores de riesgo y diseñar planes para eliminarlos.

«Es importante considerar que la norma no es un programa de salud, es un programa de toda la organización y tiene dos objetivos: incrementar la salud y la productividad en los lugares de trabajo»

Jorge Gutiérrez, Coordinador del Programa Mexiquense de Bienestar Emocional en el Trabajo de la Secretaría de Trabajo, en el panel de RH en acción 2019.

Aseguró también que muchos de los factores de riesgo se deben a un liderazgo mal ejercido, sobrecargas de trabajo, no procurar un equilibrio vida-trabajo, entre otras.

¿Cuáles son los primeros pasos que deben seguir la empresas para estar de acuerdo con la NOM-035?

Gutiérrez aseguró que se debe considerar que la norma no es un fin, es un medio para mejorar la salud laboral. Las empresas deben poner atención en las malas prácticas de violencia y hostigamiento laboral y para ellos deben comenzar por la implementación de:

  • Política de seguridad de salud en el trabajo y riesgos psicosociales: integrar en la comunicación interna los puntos específicos que requieren para mejorar el entorno laboral.
  • Protocolos contra el acoso en el trabajo: aplicar estos procesos ayudará a disminuir estas prácticas de forma general para más adelante hacerlo de forma puntual.
  • Diagnóstico: este diagnóstico no debe ser de inmediato porque no darán un panorama real, debido a que necesitan sensibilización, aseguró el coordinador
  • Programa de trabajo: que responda a una empresa ya sensibilizada en el tema y que se piense a largo plazo.

Este programa debe de ser implementado –no solo por el área de recursos humanos, es algo que compete a toda la empresa y es responsabilidad de los líderes-.

La NOM-035 entra en vigor el 23 de octubre de 2019 e inclumplirla puede generar multas de 100 mil pesos hasta de medio millón de pesos.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares