Entorno Azul: una oportunidad laboral para quienes padecen el Síndrome de Asperger

oportunidad-laboral

El síndrome de Asperger se ubica dentro de los Trastorno del Espectro Autista (TEA) y puede influir de manera negativa en el ámbito educativo, social y laboral. Este padecimiento puede presentar una desventaja a la hora de buscar empleo. No obstante, actualmente existen algunos programas para contrarrestar esta limitante, tal es el caso de Entorno Azul: una oportunidad laboral para quienes padecen este trastorno.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) los Trastornos del Espectro Autista (TEA) son una agrupación de variaciones que se caracterizan por alteraciones en el comportamiento social, la comunicación y el lenguaje. Quien lo padece presenta intereses y preferencia por actividades restringidas estereotipadas y repetitivas.

Los TEA se presentan desde la infancia y pueden perdurar hasta la adolescencia e incluso en la edad adulta. Suelen manifestarse desde los primeros 5 años de vida -en el mayor número de los casos-. El síndrome de Asperger se ubica en esta categoría y causa problemas en la destreza social, emocional y comunicacional.

Algunas características del síndrome de Asperger

  • Problemas para comprender los sentimientos de otras personas.
  • Dificultad para expresar sentimientos propios.
  • Complicaciones para entender el lenguaje corporal.
  • Evasión del contacto visual.
  • Deseos de permanecer en solitario.
  • No saber cómo interactuar con las demás personas.
  • Manifestar intereses específicos e incluso obsesivos.
  • Hablar con un tono de voz extraño o hacerlo de manera poco usual.
  • Menor capacidad para hacer amistades.
  • Mostrar nerviosismo ante grupos sociales grandes.
  • Ser descuidados.
  • Negarse a cambiar de rutinas.
  • Realizar movimientos repetitivos.
  • Tener reacciones sensoriales poco comunes.

La OMS estima que 1 de cada 160 niños presenta algún tipo de TEA. En México, 1 de cada 115 niños nace con padecimientos del espectro autista.

Según datos epidemiológicos realizados durante los últimos 50 años demuestran que la prevalencia de este tipo de trastornos ha aumentado. Se sabe que entre los factores que se vinculan a su manifestación se ubican las causas genéticas y ambientales.

No existe alguna forma de curar los TEA, en cambio, las intervenciones psicosociales como la terapia conductual y los programas de capacitación para padres y otros cuidadores pueden reducir las dificultades de comunicación y comportamiento social para que contribuyan al impacto positivo en la calidad de vida y bienestar para quienes sufren dicho padecimiento.

Este desorden puede significar una limitante en las personas al momento de desempeñar sus actividades cotidianas e influir de manera negativa en el ámbito educativo, social y laboral. No obstante, existen algunas empresas que trabajan en pro de la inclusión y  que ofrecen oportunidades a las personas que manifiestan este tipo de padecimientos, tal es el caso de AT&T.

Entorno Azul

Entorno Azul es un programa impulsado en 2018 por AT&T para incluir en el entorno laboral a personas que padecen el síndrome de Asperger.

Paris, físico egresado de la UNAM y Sugey, psicóloga de formación, fueron diagnosticados con el síndrome de Asperger en la etapa adulta. Ambos forman parte del programa Entorno Azul desde hace 10 y 13 meses de manera respectiva. Han contribuido a la orientación al detalle y al pensamiento lógico para mejorar los procesos de calidad de los servicios que la compañía ofrece.

“Es increíble trabajar con ellos». El Paris que entró a AT&T hablaba muy poco y el Paris de hoy bromea. Sugey se ha convertido en un elemento clave para su equipo. Ambos son muy observadores y buenos con los detalles. «Tenemos mucho que aprender de ellos”, cuentan Luis Bedolla y Rommel Cariño, líderes de Paris y Sugey, respectivamente.

Los retos a la hora de incorporarse a la vida laboral pueden ser variados, por eso es necesario implementar programas que sensibilicen el entorno de trabajo para ofrecer apoyo y soporte para los colaboradores que presenten estas condiciones.

“En mi trabajo anterior tenía al menos tres crisis de ansiedad a la semana, al grado de no poder controlar el llanto hasta que alguien de confianza me ayudaba. En AT&T no he tenido ni una sola, creo que es el mayor cambio que noto. Profesionalmente he logrado adaptarme a cambios en la estructura de trabajo gracias al ambiente y a los líderes, que han propiciado que haya un ambiente de confianza”, comentó Sugey.

AT&T manifestó un compromiso por ofrecer un ambiente laboral inclusivo y de respeto. Han buscado impulsar el crecimiento integral de todos sus trabajadores. A su vez, se han colocado en la séptima posición a nivel nacional en Great Place to Work.

shares