Los puestos directivos no tienen género

genero-direccion-empresarial

La diversidad de género es indispensable para obtener un rendimiento comercial competitivo que impulse los resultados comerciales, de acuerdo con el estudio Argumentos para un cambio, realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

También se demostró que cuando existe diversidad en los niveles directos, las mujeres pueden acceder con mayor facilidad a los cuadros directivos medios o superiores, de esta manera se crea un entorno de trabajo más inclusivo.

Cuando las mujeres participan en una empresa

La mayor parte de las empresas participantes afirman que sus ganancias crecieron de 10 a 15% gracias a la inclusión de género.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) estima que si la brecha de género se redujera en un 50% respecto con la participación femenina en la fuerza laboral de las economías, el PIB se incrementaría 6% y se sumaría un 6% si su participación se igualara a la de los hombres.

genero-direccion-empresarial

El Foro Económico Mundial prevé que si se rompiera con brecha de género antes de 2025, en términos laborales, se tendría un incremento mundial del PIB de 5.3 billones de dólares.

Aumentar la participación de mujeres en el mercado laboral tiene una incidencia económica positiva en los países y las sociedades.

La mujer en el trabajo

A pesar de que se habla de inclusión, en la actualidad los hombres tiene más probabilidades de incorporarse al mundo laboral. Datos de la OIT informan que en 2018 la tasa media de participación global de las mujeres en el empleo se mantuvo en 48.5%, en contraste con la de los hombres que fue de 75%.

El puesto directivo no tiene género

A partir de 2002 se registraron datos que demuestran una tendencia constante y en aumento del número de mujeres que ocupan cargos directivos.

El promedio más elevado de mujeres en cargos directivos de máximo nivel se encuentran en países con ingresos elevados (31%) y en países con ingresos medios altos (26.7%). En contraste, el porcentaje de hombres en cargos directivos prevalece en países con ingresos medios-bajos (79.8%) y en países de ingresos reducidos (78.5%)

genero-direccion-empresarial

Existen menores posibilidades para que una mujer obtenga un cargo como directora general en empresas de mayor tamaño. 78% de las empras indica que sus directores ejecutivos son ocupados por hombres, cuando se trata de posiciones con mayor dirección las mujeres reciben menores oportunidades.

El 46.6% delas empresas destacan que las mujeres presentan mayores dificultades para alcanzar los máximos cargos directivos aunque 83.4% aseguran que las mujeres dirigen una organización con tata eficacia como los hombres.

Los datos

La información fue recabada a través de una encuesta realizada a 70 países de 12 mil 940 empresas. 58.8% pequeñas, 32.5% grandes y 16.6% medianas. Estos fueron los sectores que participaron:

  • 28.7% otros sectores
  • 15% actividades de servicios
  • 12.4% manufacturas
  • 10.3% comercio
  • 8.3% actividades de comunicación
  • 7.8% construcción
  • 6.9% educación
  • 5.7% actividades financieras
  • 5% actividades científicas
genero-direccion-empresarial

***

Por: Alma Gómez

Aunque el liderazgo femenino dentro de una empresa puede favorecerla todavía nos enfrentamos a un techo de cristal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares