Guía para ser un líder sustentable

Guía para ser un líder sustentable

¿Sabías que en la Cdmx y la Zona Metropolitana, el 68% de las personas que tienen automovil viajan solos? ¿Quieres respirar un aire más limpio? Compartir el auto, hacer home office y ofrecer transporte corporativo son algunas de las medidas que puedes promover para convertirte en un líder sustentable. Con ello, no sólo promoverás el cuidado del medio ambiente, sino que atestiguarás el impacto positivo en la productividad de tus colaboradores.

Por Brenda Martínez Lunar

“Los líderes destacados hacen hasta lo imposible por elevar la autoestima de su personal. Si la gente cree en sí misma, es increíble lo que pueden lograr”. Esa frase, atribuida a Sam Walton, resume las características principales del líder actual: empático, humano, flexible. Pero con eso no basta. Un líder, hoy más que nunca, además de las características enunciadas, debe de preocuparse por el medio ambiente y fomentar prácticas sustentables. Y sí: definitivamente es un reto

¿CÓMO HACERLO?

Si el consejo directivo de tu empresa está más preocupado por la rentabilidad que por el futuro de la humanidad, hay datos a tu favor para convencerlos de apostar por programas de sustentabilidad.
El 42% de los millennials considera que las organizaciones deben comprometerse con el cuidado del medio ambiente. No obstante, solo 14% de los colaboradores señalaron que las empresas para las que trabajan si cuentan con programas prioritarios de protección al medio ambiente, de acuerdo a la Encuesta Millennial México 2018, elaborada por Deloitte.
Para Mercer, en su informe de Tendencias globales de talento 2019, las empresas se han dado cuenta que deben aceptar los cambios para prosperar, adaptarse a las nuevas tecnologías y construir habilidades emergentes para atraer, motivar y mejorar los talentos. Por tanto, el 65% de los empleadores -en todos los sectores y países- usa programas de movilidad para mejorar las estrategias de su fuerza laboral.
Diversas instancias de gobierno, por su parte, han promovido iniciativas para generar un impacto positivo al medio ambiente, pero también para brindar una mejora al ecosistema laboral en el país.
Diego Garrido, diputado del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de la Cdmx, ha puesto sobre la mesa el tema de la movilidad en la zona conurbada, a través de una iniciativa que promueve la electromovilidad, el home office y el carpool.
“El objetivo de la electromovilidad”, explica, “es que los vehículos del transporte público sean sustituidos paulativamente conforme al presupuesto, por unos que sean híbridos o eléctricos”. Esto con el fin de transitar del transporte que utiliza diésel o gasolina a uno más amigable, de menor impacto ambiental.
En cuanto al home office y el carpool, Garrido explica que son dos iniciativas que van de la mano.
“Ante las contingencias ambientales que hemos vivido en los últimos meses en la capital, vemos la necesidad de que se impulse una política pública para compartir el automóvil (carpool), el transporte hacia los centros de trabajo y que se pueda trabajar desde casa (teletrabajo/ home office)”, detalla.
La política pública contempla incentivos fiscales para las empresas que promuevan el teletrabajo, en -al menos- 30% de su plantilla laboral. Así, las organizaciones que apuesten por este esquema serán acreedoras a un descuento del 40% del Impuesto Sobre Nómina (ISN).
“Nuestro objetivo es que se genere una cultura de compartir el auto y que la propia empresa lo incentive, mediante este descuento fiscal que podrían obtener”, abunda.
Los beneficios, agrega Garrido, son múltiples. “Nosotros como parte del gobierno somos el impulso, pero no podemos obligar al empleador, ellos deben ver el costo-beneficio”.
Explica que, estas medidas, se pueden implementar en las empresas en casos concretos. “Por ejemplo, si hay una marcha en la ciudad, ese día es bueno otorgar el beneficio del trabajo en casa, con el fin de convertirlo en una práctica eventual, que los colaboradores y los empleadores prueben los beneficios”.

MÁS ALLÁ DE LA RENTABILIDAD

Y éste no es un tema exclusivo de México. De entre los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible, promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), siete de ellos están vinculados con el medio ambiente: agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante, ciudad y comunidades sostenibles, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida marina y vida de ecosistemas terrestres.
Para Tabobá Falero, gerente general de Ricoh, implementar estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y programas de sostenibilidad, generan un impacto positivo en la organización.
“No obstante, para que esto ocurra, los líderes empresariales deben asumir la responsabilidad de fomentar la conciencia ambiental entre sus colaboradores y socios, alentándolos a incorporar la sostenibilidad y las estrategias RSC en sus actividades diarias”, sostiene. Y agrega: “Ser una empresa responsable con el medio ambiente ya no es un salto a lo desconocido, sino un paso inteligente hacia un futuro mejor para todos”.
Odile Cortés, directora de estrategia de la consultoría IntegraRSE, asegura que la acciones de RSC van más allá de lo que estipula la ley.
“Lo único que se necesita para ser socialmente responsable es tener voluntad para ello, no es un tema de sector, del tamaño de la empresa o del presupuesto, sólo se requieren ganas para hacerlo”, afirma Cortés.
Cuando las empresas piensan en RSC, dice, creen que se trata sólo de sustentabilidad ambiental.
Uno de los obstáculos más comunes, que ella identifica, es el que está vinculado con el dinero. “Es la clásica excusa porque lo ven como un tema de trabajo o gasto adicional, pero la realidad es que se puede hacer desde el principio o con una inversión mínima. No se trata de voluntades, sino de sensibilidad empresarial”.
Explica que la RSC se asocia con los siguientes pilares: la vida interna de la empresa, ética y el gobierno corporativo, cuidados con el medio ambiente y comunitario.
“Si bien promovemos los eventos de reforestación, el voluntariado y los donativos, buscamos que la misma empresa vea hacia dentro, desde los impuestos hasta los permisos de salida para el festival del hijo”, explica.

MOVILIDAD EFICIENTE = COLABORADORES MOTIVADOS

Programas como el carpool, home office, horarios escalonados, permisos, entre otros, se deben aplicar en ciudades como México, Guadalajara, Monterrey.
“Es urgente este tipo de prácticas, no sólo por el tema ambiental, sino por la calidad de vida de las personas”, señala Cortés.
Y agrega que los comedores corporativos también se consideran prácticas de RSC, siempre y cuando cuiden la cadena de proveedores; es decir, alimentos orgánicos, de libre pastoreo, de calidad, comprados a vendedores locales y que garanticen que, en su producción, no hubo excesos ni maltrato animal.
“Y también es buena idea aplicar un lunes sin carne, que aparte de evitar el consumo animal, reduce el impacto de la huella ambiental”, sugiere.
Los líderes con visión de futuro, sostiene, están obligados, no sólo a prepararse para la convergencia tecnológica, sino a la próxima era del crecimiento verde, de la economía circular. No hay de otra: la viabilidad de la especie humana está en entredicho.
“Apostar por la sostenibilidad no debe de significar una carga, sino una oportunidad de mejorar el rendimiento general de su empresa, generar confianza en los consumidores e impulsar ganancias y la competitividad”, agrega Falero.
Si no permeas la actividad al interior de la empresa, añade Cortés, no generas identidad corporativa.
“Eso hace que la gente defienda la marca, se quede a laborar por un largo tiempo y consuma o recomiende los productos de la empresa”, concluye Cortés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares