Las tecnologías que están cambiando los viajes

Mejorar la experiencia se ha convertido en el punto principal en el sector turismo y parte de este objetivo lo han solventado con la aplicación de nuevas tecnologías, con lo cual han logrado que los viajeros ahorren costos, tiempo y reduzcan procesos.

Durante los primeros nueve meses del 2018, la industria creció en un 5%, comparado con el mismo período del año anterior, en gran parte gracias a la innovación que ha impulsado al sector, según la Organización Mundial de Turismo.

Esto ha abierto una competencia entre los distintos actores del sector, para ofrecer servicios que se traduzcan en mejores experiencias, desde el punto en el que un usuario está buscando información hasta que regresa de su travesía.

Por ello, Travelport, empresa líder en comercio de viajes, enlista cuáles son las cinco tecnologías clave para revolucionar las experiencias en el turismo, durante el 2019.

  • Inteligencia Artificial: el uso de esta tecnología permite que las empresas vayan un paso más adelante en la personalización de experiencias, además de permitirle al proveedor de servicios convertirse en un agente proactivo, gracias a la capacidad de que la IA detecte los momentos adecuados, a través de los cuales las empresas puedan sugerirle a los usuarios cuándo comprar los mejores viajes de acuerdo con sus intereses.
  • Uso de dispositivos móviles: el último Estudio del Viajero de Travelport confirma la creciente dependencia de los turistas a estos dispositivos, especialmente en países como México, donde el 63% de los viajeros nacionales se sienten perdidos si no cuentan con su dispositivo móvil durante sus vacaciones, los cuales son utilizados desde el momento de buscar información, hasta la estancia en el destino. Además, esto permite que los proveedores y destinos puedan realizar una promoción más efectiva y segmentada de lo que ofrecen para los viajeros.
  • Big Data: Ia capacidad de procesar grandes cantidades de datos ha sido benéfica para el sector turístico, al permitirle obtener información de utilidad como los gastos de los viajeros, sus gustos, preferencias de destinos, etc. Esto da la oportunidad de ofrecer experiencias personalizadas para el usuario a partir de los datos que se han recaban en comportamiento a través de dispositivos móviles, computadoras, etc., lo cual incrementa la posibilidad de generar transacciones de valor y, especialmente, generar una relación de largo plazo con el usuario, pues se verá atraído por recibir ofertas y servicios a su medida. De acuerdo con una estimación de IBM, el 90% de la data que hay en el mundo se han creado durante los últimos 2 años.
  • Cloud Computing: las aplicaciones basadas en la nube son más rápidas y menos costosas, lo que representa un ahorro económico en comparación con otros modelos de procesamiento de datos. Las plataformas de computación en la nube permiten calcular grandes cantidades de datos de manera rápida y bajo demanda. Permite que los datos recolectados sean atados al contenido que se ofrece y puedan entregarse en el punto donde se requieren para otorgar servicios de mayor calidad.
  • Internet de las cosas (IoT):  este concepto se refiere a la interconectividad digital de objetos cotidianos, como edificios, electrodomésticos y vehículos, entre otros más.  La aplicación del IoT es tan variada que podemos encontrarla en la solicitud de un automóvil para viajar del aeropuerto al hotel, ajustar la temperatura del lugar donde nos hospedamos, solicitar alimentos o bebidas a nuestra habitación antes de llegar; u obtener información sobre el estatus del vuelo en el que viajaremos, sin necesidad de estar presentes en la sala de espera o aeropuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close