Learnability y employment brand son el imán para el talento

Con el objetivo de difundir las mejores prácticas y la forma en que  las empresas pueden atraer y retener al talento, hablamos en exclusiva con Sarah Peiker, Vicepresidente en ManpowerGroup Solutions, sobre las tendencias y los retos que están transformando a las organizaciones.

Actualmente, ella tiene más de 18 años en el sector de recursos humanos y supervisa el Outsourcing de Recursos Humanos (RPO, por sus siglas en inglés) en Norteamérica, pero prácticamente también a nivel global, Latinoamérica, Europa y Asia, Con el amplio panorama que tiene de la situación actual, nos mencionó cuáles son algunas tendencias del reclutamiento:

  • La incompatibilidad de habilidades es uno de los grandes retos a sortear en el reclutamiento, ya que –hay mucha gente buscando trabajo y muchas plazas, de hecho, hay más plazas que candidatos, pero las habilidades no son compatibles–. Por lo cual, muchos de los perfiles se consiguen con gente que está sobrecalificada o subcalificada.

Para solucionar esto, las empresas han puesto énfasis en la creación de nuevos programas de capacitación para asegurarse que las personas que buscan trabajo o que ya están dentro de la organización tengan las habilidades correctas para el trabajo que realizan.

  • Ser capaces de aprender o learn ability: para contrarrestar la ausencia de algunas habilidades, las empresas buscan con mayor frecuencia que los candidatos tengan la capacidad de aprender y desarrollar nuevas competencias.   
  • Soft skills por encima de las hard skills: más sobre ser capaz de aprender, habilidades de comunicación y esas características de personalidad que las compañías están buscando.

“Gente que pueda crecer con la compañía y que puedan trabajar en un mundo cambiante.”

  • Priorizar el talento: todo se trata no solo de cómo mantener y retener a las personas y qué tipo de beneficios puedes ofrecer y lo que estamos viendo es qué es lo que quieren los candidatos.

Tenemos que estar pendientes de lo que buscan, esas necesidades van a depender del lugar en el mundo en el que te encuentres. Pero detectamos que la flexibilidad ha tomado relevancia, sin dejar de lado la cultura organizacional y la reputación de marca.

¿Cómo son los candidatos actuales?

“Los candidatos ahora dicen: antes de ir a trabajar contigo, voy a hacer mucha investigación sobre tu compañía, en Glassdoor y otros sitios.”

El talento va a investigar qué está pasando en tu organización y buscan algo que realmente los atraiga hacia tu empresa. –Ahora la gente dice <<voy a entrevistar a estas empresas y voy a elegir a esa>>– ese es el proceso previo a decidir con qué empresa quedarse.

Al final, se trata de dar un giro y responder ¿Cómo consigues que los candidatos quieran trabajar para ti? ¿Qué les estás ofreciendo? ¿Cómo es la cultura laboral que les estás enseñando para atraerlos? Con esas respuestas se debe construir un puente para afinar el talento y orientarlos.

¿Qué esperan de las empresas?

La parte de atraer talento proviene de tu employment brand o la reputación de una organización, lo cual ahora es más observado por los candidatos y deben cuidarla para que decidan trabajar con ella.

Las cosas que los colaboradores más valoran de las empresas es una cultura organizacional que sea transparente y que actué de forma congruente con los valores que promueven.

“Me refiero a una cultura donde el líder comparte información sobre qué está pasando en la empresa y fuera de ella, que están abiertos a ofrecer una retroalimentación  y diálogo constante.”

Además de la posibilidad de tener un desarrollo de carrera –la gente quiere trabajar en empresas donde puedan decir <<bueno, esto me llevará al siguiente paso en mi carrera, ya sea aquí o fuera de esta organización>>–. La atracción se logra cuando en un trabajo pueden adquirir nuevas habilidades para llevarlos en ascenso, por lo cual la capacitación toma relevancia.

“No solo se trata de que hagan una revisión una vez al año. Hay que ser consistentes en el diálogo sobre cómo se está desempeñando tu equipo en la organización”

Menciona que históricamente, las relaciones de trabajo eran más paternales –yo te digo qué hacer y tú lo haces. Ahora es una cuestión más colaborativa–. Afirmó que, las empresas que están atrayendo al talento correcto se están reinventando a sí mismas de muchas maneras.

La importancia de la brecha de género

“Las mujeres están ganando terreno. Se están convirtiendo en una fuerza de trabajo importante.”

Las medidas para cerrar la brecha de género se están tomando de forma global, muchas empresas a nivel global están tomando medidas –no solo se trata de que lo hagan porque es lo correcto, sino porque entre mayor diversidad exista en tu organización, más preparado estás para vencer a tu competencia porque tienes un pensamiento más diverso–.

La problemática actual es que muchas de las posiciones que ocupaban las mujeres se están automatizando, por lo cual es importante que diseñen programas que permitan a las colaboradoras adquirir habilidades y ubicarlas en posiciones diferentes para el futuro.

Los trabajos del futuro

Un temor recurrente es que con la automatización haya escasez de empleos, lo cual ella lo desmiente diciendo que, –las empresas que más automatización tienen en sus proceso son las que más rápido crecen y más contratan–.

Lo único que sí asegura es que los trabajos están cambiando y esas modificaciones responden a la tendencia de learnability, las empresas están conscientes de la velocidad con la que está cambiando todo y por eso, necesitan desarrollar al talento para que respondan a las nuevas necesidades.

En la medida que las empresas puedan ser flexibles y capaces de desarrollar el talento para que respondan a la transformación podrán tener el capital humano para seguir creciendo.

Por Pamela Rendón Echeverría

shares