Licencias para el trabajo sexual: garantía para el trabajo no asalariado

licencia-trabajo-sexual

De acuerdo con la organización Brigada Callejera, se estima que en México existen alrededor de 862 mil 219 trabajadoras sexuales. Sin considerar su género o condición laboral -hablando en términos de esclavitud sexual o servidumbre, infantil o adulta-. El 70 por ciento de los trabajadores sexuales corresponden a mujeres. Para regular este trabajo se ha propuesto emitir licencias para el trabajo sexual como una garantía para el trabajo no asalariado.

A través de su portal web la Ciudad de México informó desde mayo de 2019 que su Constitución debía adoptar medidas para respetar, proteger y garantizar los derechos de las personas para que los ciudadanos gocen de una vida libre de violencia y discriminación.

A partir de entonces, se comenzó a hablar sobre la consideración del trabajo sexual como un trabajo no asalariado, de acuerdo con el artículo 10 de la Ley del Trabajo No asalariado.

El propósito planteado también era el reconocimiento del trabajo sexual con sus regulaciones y formalizaciones, de acuerdo con los términos de la ley, debido a que las personas que lo ejercen sufren violencia, exclusión y marginación e incluso podría ser vulnerado el ejercicio de sus derechos.  Por tales motivos se consideró implementar licencias para el trabajo sexual como una manera de garantizar el trabajo no asalariado.

Iniciativa para reconocer el trabajo sexual

En este sentido, el diputado de Morena Temístocles Villanueva propuso una iniciativa ligada al artículo 10 de la Ley del Trabajo, misma que trata de reconocer y despenalizar el trabajo sexual como una garantía que forme parte del trabajo no asalariado.

El legislador expresó que se pretende que las alcaldías emitan licencias, derechos laborales y lineamientos para que quienes ejerzan este trabajo, puedan acceder a un seguro de desempleo por enfermedades o accidentes laborales e incluso incapacidad.

De no hacerlo, quienes lo ejercen seguirán siendo víctimas de la discriminación estructural y sistemática, así como de la vulneración de no solo el derecho al trabajo, sino todos los demás derechos bajo el principio de interdependencia de los mismos.

Temístocles Villanueva

Por otra parte, el diputado planteó que las personas que ejerzan este trabajo no tendrán que pagar impuestos por usar la vía pública, no obstante, existe la posibilidad de imponer una tarifa al adquirir un “permiso”. Una vez que los trabajadores se encuentren registrados, la cuota se establecería por medio de la Secretaría de Finanzas.

Otras propuestas para regular la práctica del trabajo sexual

En este sentido, también señaló que se analizará prohibir el ejercicio del trabajo sexual en determinadas zonas como: hospitales, escuelas, clínicas, entradas de estacionamientos, camellones, mercados, entre otros.

La Policía capitalina y la Secretaría de Salud serán las responsables de garantizar las condiciones aptas de trabajo sin la necesidad de realizar inspecciones médicas de manera obligatoria.

También mencionó la construcción de una plataforma digital en donde se concentrarán los datos de los trabajadores de manera confidencial. En ella las personas podrán intercambiar opiniones y consejos sobre los clientes además de seguridad e higiene. La propuesta será discutida próximamente en comisiones para ser aprobada y entrar en vigor.

Por: Alma Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares