Los otros datos de Jóvenes Construyendo el Futuro

Jóvenes

Bajo el nombre de Tercer Informe de Gobierno al Pueblo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) detalló que con el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, hoy se capacita a 930 mil aprendices que antes eran discriminados y denominados ninis.

Sin embargo, al concluir la primer etapa del programa, se dieron a conocer diversos datos sobre la efectividad del mismo, así como la veracidad del creciente proyecto y su capacitación efectiva. Conoce los otros datos de Jóvenes Construyendo el Futuro.

En agosto concluyó la primera etapa de Jóvenes Construyendo el Futuro, sin embargo, Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo (STPS), dejó en claro que el programa reanudará en 2020.

La idea es llegar a un millón de becarios, ahora estamos trabajando en las zonas indígenas, donde no hay acceso a internet, para incorporar a jóvenes al programa, explicó Alcalde.

Jóvenes Construyendo el Futuro tiene patrones de crecimiento difíciles de creer

Durante la presentación Jóvenes Construyendo el Futuro ¿Cuántos son, dónde están, qué hacen?, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio a conocer los detalles de la auditoria al padrón del programa, basado en su plataforma de transparencia.

Explicó que debido al análisis de la información oficial que ofrece la STPS la institución encontró que el crecimiento del padrón es «atípico, estadísticamente improbable, difícil de creer».

Prácticamente diario se inscribían los mismos centros de trabajo y jóvenes, se vinculaban la misma cantidad de aprendices, así como en grupos de mujeres y hombres, edad y escolaridad, explicó María Amparo Casar, presidente ejecutivo.

Posterior a que MCCI informó el comportamiento del programa, la STPS respondió que dichos comentarios son erróneos y dio a conocer los otros datos de Jóvenes Construyendo el Futuro.

¿En dónde están los centros de trabajo? ¿Quiénes son los tutores?

Lo publicado en la plataforma no proporciona datos precisos sobre los centros de trabajo, debido a que la STPS acepta a personas físicas y morales, sin embargo, no hay un desglose preciso en cada una de los sectores (privado, social, público), explicó Casar.

Subrayó que los centros de capacitaciones fueron aceptados por la Secretaría, pero en la información no se proporciona edad, apellidos, RFC ni dirección.

Listado de centros de trabajo que se da a conocer en la plataforma de transparencia, MCCI

Referido a los otros datos de Jóvenes Construyendo el Futuro, la STPS respondió que la información a disposición, es un listado de empresas, negocios, talleres, artesanos, agricultores, carpinteros, cerrajeros, electricistas, abogados, artistas, tiendas de abarrotes, instituciones públicas, organizaciones sociales, entre otros actores que se han comprometido a recibir aprendices y formarlos.

La información no se puede verificar, es poco transparente y por lo tanto no puede existir una rendición de cuentas, ni evaluación del programa.

Dra. María Amparo Casar, presidente ejecutivo de MCCI.

En diciembre de 2018, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) señaló que debido a que el programa no discrimina entre centros de trabajo formales e informales, este no reduce la amenaza de persistencia intergeneracional en la informalidad.

Centros de trabajo en la Ciudad de México

MCCI detalló que para hacer la práctica de campo en los centros de trabajo en la Ciudad de México, necesitaba auditar a mil 752, que sería la muestra representativa.

No nos pudimos quedar con ese número, porque cuando llegamos a los primeros 500, nos dimos cuenta que eran muy pocos los centros de trabajo con información, entonces llegamos a los 5 mil 439, es decir, 82% de los totales en la Ciudad.

¿Por qué sucedió esto?

Debido a la carente información sobre los tutores, que se proporciona a través de la plataforma de transparencia, MCCI se apoyó de diversas plataformas como padrones oficiales, cámaras empresariales, búsqueda por Uber eats, Rappi, Waze, Google, Sección amarilla, etc.

Al consultarlo con expertos y al tratarse (en su mayoría) de pequeños centros de trabajo era alta la probabilidad de encontrarlos por alguna de estas herramientas, detalló Casar.

La búsqueda inicio con 5 mil 439 centros de trabajo, pero se tuvieron que eliminar 2 mil 881 casos porque no se encontró información

No decimos que no existan, no pudimos encontrarlos, porque tienen un nombre genérico (regalos, papelería, lavandería) .También tuvimos que quitar a 843 personas físicas tutoras, porque de igual manera solo ofrecen nombres de pila y la alcandía en donde se localizan.

Se logró identificar dirección y teléfono de 646 tutores, sin embargo, al hacer la auditoría no se encontró la ubicación fisicamente.

El resultado fue que solo 14% de los centros de trabajo revisados (763) se encontraron y ofrecieron información a MCCI.

Al ir directamente, el 22% reportó que los becarios tienen ausentismo regular, bajo la justificación de, tienen clases ese día y vienen cuando quieren, narró.

Por su parte la STPS con los otros datos de Jóvenes Construyendo el Futuro, se contrapuso a la investigación de citada anteriormente.

Como se ha informado en múltiples ocasiones, arriba de 80% de los centros de trabajo que participan en el programa son micros y pequeñas empresas, por lo que no resulta sorprendente que estos no se encuentren en un buscador de internet.

Por ello, es importante señalar que el hecho de no encontrarlos en Google o en la Guía roji, es totalmente distinto a que no existan.

Anomalías en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Anomalía que reporta MCCI de JCF

En tres encuestas sobre movilidad sociales, realizadas por el CEEY encontraron que la condición de formalidad o informalidad del empleo se hereda de padres a hijos.

La posibilidad de que las figuras de tutor y becario sean cubiertas por padres e hijos en el ámbito de empresas familiares, pequeñas e informales fortalecería en lugar de debilitar los vínculos intergeneracionales que limitan la movilidad social en la ocupación.

Centro de Estudios Espinosa Yglesicas (CEEY)

En una minoría de empresas que suelen ser las más grandes, los becarios reportan experiencias positivas, señaló Casar.

De la misma manera, Mejores Empleos, dio a conocer el caso de los becarios gris: excluidos de Jóvenes Construyendo el Futuro, que son aquellos que al ingresar sus datos en el registro de la plataforma colocaron mal un dato o atendieron las palabras de Luisa María Alcalde titular de la STPS en los primeros meses de difusión del programa.

«Si tu tienes entre 18 y 29 años y te quieres capacitar, fuiste aceptado. No hay nada de ser aceptado o no aceptado, la única condición es tener la edad y quererse capacitar en un centro de trabajo… No hay rechazados en Jóvenes Construyendo el Futuro, es un programa para atender a todos los jóvenes que quieren participar», informó Alcalde.

Áreas de oportunidad

Tras el cierre de la primera etapa del programa insignia del gobierno, la STPS se reunió con más de 30 centros de trabajo, lo que forma parte de la estrategia de fortalecimiento que la Secretaría planea implementar para la segunda fase de este.

Puntos a fortalecer según el sector empresarial

  • Planes de capacitación
  • Tutoría
  • Plataforma
  • Vinculación
  • Registro

Las peticiones de mejora por los jóvenes de México

La alianza «Jóvenes con Trabajo Digno» señaló en un comunicado que urgen políticas que respondan de manera adecuada y efectiva a la realidad de las juventudes del país y que contribuyan a su desarrollo y en particular del derecho al trabajo.

Por ello, reconocen la importancia de Jóvenes Construyendo el Futuro para el cumplimiento de este objetivo, por lo que señalaron las áreas de oportunidad del programa.

  • Llegar a jóvenes con mayores obstáculos para conseguir empleo.
  • Asegurar el desarrolló habilidades blandas.
  • Que se articule con otras políticas y acciones, por ejemplo, la capacitación técnica, servicios de cuidados de niños y niñas.
  • Garantizar la transparencia y evite forma de clientelismo político.

Asimismo, propondrán a la STPS y ante la Cámara de Diputados que JCF cuente con reglas de operación en las que se definan algunos puntos, entre ellas, que el 70% de los jóvenes se inserten como trabajadores al sector privado y 10% a organizaciones de la sociedad civil.

Así como retomar la evaluación de aplicación de programas que ofrece el Coneval.

La contradicción

MCCI detalló que un día anterior a la presentación de la auditoría sobre el programa, se reunió con la STPS para expresarles sus preguntas, hablar sobre la transparencia y los detalles que se encontraron en la práctica de campo.

La Secretaría nos dijo que hay otros datos que no están disponibles en la plataforma. Nosotros esperamos que esta presentación sirva para abrir el diálogo, así como mejorar el programa que atiende verdaderamente un problema de México

Dra. María Amparo Casar, presidente ejecutivo de MCCI.

Por otro lado, la STPS rechaza en su totalidad el acercamiento del que MCCI habló en su presentación.

Es importante señalar que de haber existido el interés por parte MCCI de aclarar información, con gusto la STPS les habría atendido. Sus puertas siempre estarán abiertas al diálogo, la crítica y las recomendaciones con miras a fortalecer el programa.

Comunicado de la STPS

La STPS continuará monitoreando los procesos de capacitación para, en caso de identificar malas prácticas, reorientar a los aprendices a mejores capacitaciones.

«Nos hemos comprometido a que 2.3 millones de jóvenes que no estudian y no trabajan sean apoyados por el gobierno con una beca para capacitarse en el trabajo hasta por un año. A todos esos jóvenes les queremos decir una cosa: no les vamos a fallar».

Por: Brenda Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares