El nuevo modelo laboral contra la discriminación de género

discriminacion-laboral

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 2019, la Secretaría del Trabajo dio a conocer que colabora con la Unidad de Implementación Laboral y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) para crear un protocolo.

Como habrás escuchado el nuevo modelo laboral trae consigo mejoras para todos. La Reforma Laboral impulsa mejores prácticas y políticas en los centros de trabajo para erradicar la violencia, el acoso, el hostigamiento sexual y prevenir la discriminación por cuestiones de género.

El nuevo modelo

Estefan Fuentes, director general de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, argumentó que este protocolo inhibirá las prácticas de discriminación. Señaló que el artículo que garantiza la equidad de género en el nuevo modelo laboral es el 371, apartado IX Bis.

La Reforma Laboral establece en el artículo 132, apartado XXXI, la obligación de los patrones de implementar, en acuerdo con los trabajadores, un protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, así como erradicar el trabajo forzoso e infantil.

El funcionario mencionó que es obligación de las empresas contar con un protocolo que inhiba la discriminación, la violencia, el acoso y el hostigamiento. Sin embargo, explicó que el prototipo podrá modificarse de acuerdo con la realidad que enfrente cada centro de trabajo.

La participación de las mujeres

En América Latina y el Caribe hay unas 117 millones de mujeres que forman parte de la fuerza de trabajo. Los últimos datos del informe Panorama Laboral de América Latina y el Caribe 2017 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dieron a conocer que la tasa de participación de las mujeres es de casi 25 puntos porcentuales con la de los hombres, que es de 74,4%.

Las mujeres registraron una tasa de 45%, mientras que la tasa de los hombres se ubicó más de 20 puntos por encima en 68%. La tasa de desocupación de las mujeres por primera vez en una década supero las dos cifras al ubicarse en 10,4%, equivalente a 1,4 veces la tasa de los hombres.

La brecha salarial entre mujeres y hombres bajó alrededor de 5 puntos porcentuales entre 2005 y 2015, pero continúa siendo de 15%.

Por: Alma Gómez

Tal vez te interese leer:
Erradicar la discriminación debe ser parte de la agenda pública, coinciden especialistas
Migración laboral: discriminación y empleo en México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares